AL QAIDA ORÍGENES E IDEOLOGÍA. PRESENCIA EN EL CUERNO DE ÁFRICA



Por Esaú Rodríguez

Este artículo viene a complementar el audio sobre Al-Qaida que grabamos Dani CarAn y un servidor y que está disponible en Ivoox (Casus Belli Número 60), siendo mucha de la información que aquí cuelgo, nociones que se trataron y algunas que quedaron en el tintero. Espero que con ella aprendáis mucho y podías entender algo más el mundo yihadista. Como buen ejercicio académico, termina con una breve aplicación de la teoría en un territorio, en este caso en el cuerno de África, el cual ampliaremos en próximas entradas.




En 1988, Osama Bin Laden estableció formalmente Al Qaida a partir de una red de veteranos de la insurgencia afgana contra la Unión Soviética. El grupo llevó a cabo una serie de ataques terroristas contra blancos estadounidenses y aliados, incluyendo las bombas en las embajadas de Estados Unidos en Kenia y Tanzania en 1998 y el ataque contra el U.S.S. Cole de Estados Unidos en Adén, Yemen en el año 2000. Después de los ataques del 11 de septiembre, Estados Unidos redobló sus esfuerzos antiterroristas, obligando a los líderes del grupo a huir de Afganistán -donde habían sido acogidos por los talibanes- y buscar refugio en el cinturón tribal del noroeste de Pakistán. En 2013, las fuerzas estadounidenses localizaron y asesinaron a Bin Laden en Pakistán, y el ayudante de Bin Laden, Ayman al Zawahiri, asumió el liderazgo del grupo. Desde entonces, los agentes de inteligencia de Estados Unidos han argumentado que las persistentes operaciones antiterroristas contra Al Qaidadesde 2001 han degradado significativamente la capacidad del grupo para lanzar otro ataque importante en Estados Unidos.
Bin Laden y Al Zawahiri en 2001.
La agenda ideológica de Al Qaida, compartida en diverso grado por sus afiliados y otros grupos, se centra en la expulsión de fuerzas e influencias extranjeras de las sociedades tradicional o predominantemente islámicas y la eventual creación de un Estado islámico regido por un sistema de ley islámica (Sharia). Para lograr estos objetivos, Al Qaida pide a sus miembros que adopten una serie de medidas, entre las que se incluyen las siguientes:


- Reforma islámica salafista. El grupo aboga por la aplicación de una interpretación estricta de la Sharia, aunque el liderazgo de Al Qaida ha diferido en cuanto a la rapidez con la que se debe imponer la Sharia a las poblaciones que están bajo su control o el de sus afiliados. (El "salafismo" se refiere a un amplio subconjunto de movimientos de renovación sunitas que tratan de purificar las prácticas y sociedades religiosas islámicas contemporáneas alentando la aplicación de prácticas y opiniones asociadas con los primeros días de la fe islámica. Los movimientos salafistas del mundo mantienen una variedad de posiciones sobre cuestiones políticas, sociales y teológicas e incluyen tanto a grupos políticamente tranquilos como a grupos extremistas violentos.)
- Yihad defensiva. Los adherentes están llamados a perseguir la resistencia armada para contrarrestar lo que Al Qaida describe como agresión occidental. Se les ordena que luchen contra la invasión occidental, como la presencia de tropas estadounidenses en la Península Arábiga o en otras áreas que consideran tierras musulmanas. (Esta es la interpretación de Bin Laden, ya que Yihad significa literalmente "esfuerzo" o "lucha" y puede referirse a una lucha interna o externa. La yihad defensiva en el pensamiento islámico tradicional se refiere a la obligación de los musulmanes de defenderse unos a otros de los ataques externos)

- Ataques al "enemigo lejano". La organización alcanzó en gran medida su notoriedad por la serie de ataques fatales que planeó e implementó contra objetivos simbólicos, incluyendo los ataques del 11 de septiembre en los Estados Unidos y los ataques subsiguientes en Londres, Madrid y Estambul. Justifica estos ataques como parte de su esfuerzo por erradicar las influencias extranjeras.

Tropas norteamericanas en Afganistán
-      Eliminación de los regímenes apóstatasAl Qaida pide la destitución de los gobiernos que no son basado en su interpretación de la ley Sharia porque considera que los gobiernos “humanos” y los sistemas jurídicos creados por el hombre intentan estar por encima de la ley divina. Los líderes de Al Qaidahan descrito los principios democráticos como no islámicos y equivalentes a apostasía, que se castiga con la muerte. También han pedido el derrocamiento de los regímenes que consideran insuficientemente islámicos, como el de la monarquía saudita.

-      Guerra económicaBin Laden Zawahiri instaron a sus seguidores a atacar objetivos económicos para debilitar tanto a Occidente como a los regímenes locales. En particular, hicieron un llamamiento a los partidarios para que lleven a cabo ataques contra la infraestructura petrolera de la región para negar a Occidente el acceso a los recursos petroleros de la región.

-      Ataques contra grupos religiosos musulmanes no sunitasAl Qaida considera a los musulmanes chiitas como apóstatas, y algunos líderes han alentado los ataques contra las poblaciones chiitas locales. Otros líderes de Al Qaida argumentan que tales ataques no deberían ser una prioridad, ya que pueden alienar a la población musulmana en general. Los líderes de Al Qaida también se adhieren regularmente a la retórica antiisraelí, aunque ha habido pocas misiones operativas contra Israel.

En sus esfuerzos de promoción y reclutamiento, los líderes de Al Qaida han expresado su apoyo y han hecho un llamamiento a los musulmanes no árabes, en particular a los que participan en conflictos en Chechenia, Bosnia, Cachemira y Filipinas, haciendo hincapié en que los musulmanes constituyen una nación global o ummah.

Cuerno de África



Bandera negra de la milicia de Al Shabaab
Los "afiliados" de Al Qaida y de otros grupos extremistas islamistas violentos han tenido presencia en África Oriental durante casi 20 años, aunque el alcance de sus operaciones allí ha variado con el tiempo. Harakat al Shabaab al-Muyaidin (Movimiento de Jóvenes Muyahidines) o también conocidos como Al Shabaab (“Los Jóvenes”) surgió a principios de la década de 2000 en medio de una proliferación de milicias islamistas y de clanes que florecieron en la Somalia predominantemente musulmana en ausencia de la autoridad del gobierno central. En 2006, una alianza de tribunales islámicos locales estableció el control de Mogadiscio con el apoyo de Al Shabaab que, a diferencia de las milicias de los clanes, estaba poco afiliado a los tribunales islámicos locales y, a diferencia de las milicias de los clanes, atrajo a miembros de todos los clanes, atribuyéndoles una visión más amplia, irredenta y religiosa, de la unión de las zonas de Kenia, Etiopía, Djibouti y Somalia habitadas por personas de etnia somalí bajo un califato islamista. 

Varios de los líderes de Al Shabaab se habrían entrenado y luchado con Al Qaida en el Afganistán, y conocidos agentes de Al Qaida de la región estaban asociados con el grupo en sus años de formación.

Al Shabaab creció en importancia en 2006, cuando los partidarios de la línea dura de los tribunales islámicos pidieron yihad contra la vecina Etiopía, la cual supuestamente apoyada por los Estados Unidos, había apoyado a un grupo de caudillos de Mogadiscio, supuestamente para capturar a presuntos agentes de Al Qaida y contrarrestar la creciente presencia islamista en la capital somalí. Cuando Etiopía intervino directamente, desplegando sus propias fuerzas en Mogadiscio a finales de 2006 para derrotar a las milicias, Al Shabaab aprovechó el sentimiento histórico anti etíope en el país para alimentar una insurgencia cada vez más compleja contra el ejército etíope y otras fuerzas regionales desplegadas bajo los auspicios de la Unión Africana. Algunos analistas sostienen que Al Shabaab y otros partidarios de la línea dura se beneficiaron directamente de la intervención etíope apoyada por Estados Unidos, que eliminó a sus rivales y dio crédito a la retórica anti extranjera de Al Shabaab.

Al Shabaab, que durante mucho tiempo ha intentado desacreditar al incipiente gobierno central de Somalia, parece centrarse cada vez más en sembrar la disidencia y fomentar la insurgencia en Kenia. Según algunos informes, los abusos cometidos por las fuerzas de seguridad kenianas en el contexto de las operaciones antiterroristas han alimentado los agravios existentes entre algunos miembros de la minoría musulmana del país. Kenia, con sus fronteras porosas y su sistema bancario e infraestructuras relativamente desarrolladas, ha sido vulnerable al tránsito y reclutamiento de extremistas, y proporciona un acceso más fácil a objetivos occidentales de alto perfil que Somalia. Aunque la muerte del líder de Al Shabaab, Ahmed Godane, en septiembre de 2014, pudo plantear problemas para la organización a corto plazo, muchos expertos regionales sostienen que la creciente influencia extremista en Kenia no será fácil de contener.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Destacado

Doctrina soviética para el apoyo de la aviación a los tanques durante la guerra (década de los 60)

El gobierno norteamericano lleva varios años desclasificando toda documentación que tiene más de 50 años y no presenta un riesgo para sus i...

Artículos más vistos