EL SOLDADO DEL EJÉRCITO ROJO EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL



El ejército terrestre más grande al final de la Segunda Guerra Mundial era el Ejército Rojo. Podemos entender mejor las capacidades de este coloso, si conocemos algo sobre el soldado de ese ejército; su origen y entrenamiento en la vida civil, lo que dio y lo que recibió durante su servicio militar, y cómo y qué se le enseñaba en el ejército.

El soldado del Ejército Rojo era ante todo un ruso. Era el producto de la forma especial de vida que existía en la URSS como resultado de la herencia del pasado y de las condiciones del momento. En la URSS se incluían en esos momentos unas 180 nacionalidades. Los Krasnoarmeets (soldados del Ejército Rojo) podían ser de cualquiera de estas nacionalidades, ya que cada ciudadano varón de la URSS era igualmente responsable del servicio militar. Según la Ley del Servicio Militar Universal de 1939, todos los ciudadanos varones "independientemente de su raza, nacionalidad, creencia religiosa, formación académica, origen social y posición" estaban sujetos al servicio militar.

La Constitución soviética, así como la Ley de Servicio Militar Universal, enfatizaba la responsabilidad de cada ciudadano por el servicio militar, pues el artículo 133 establecía que "la defensa de la patria es el deber sagrado de cada ciudadano de la U.R.S.S.".

Pero, sea cual sea la nacionalidad de los rusos a los que pertenezca, el recluta del Ejército Rojo entraba en el servicio militar ya preparado para desempeñar sus funciones como soldado. Era parte de un gigantesco programa de entrenamiento desde el primer curso de la escuela.

El soldado medio del Ejército Rojo había completado 10 años en la escuela, si era de una de las principales ciudades. Si era de un distrito rural, probablemente habría estado 7 años al menos en la escuela. Durante todos estos años escolares, ha sido adoctrinado con la idea de que el servicio militar es un honor y una obligación patriótica. Se le ha dado un entrenamiento militar, y su cuerpo se ha endurecido a través del ejercicio durante los primeros 7 años de escuela. Desde el octavo hasta el décimo curso, se le ha dado un entrenamiento previo al reclutamiento que era similar al que un norteamericano recibía en los “Campamentos de entrenamiento militar para ciudadanos” (CMTC), pero más intensivo. El programa incluía entrenamiento en el campo de tiro con armas cortas, 2 semanas de campamentos militares en verano y algunas tácticas a nivel de compañía. En resumen, el soldado del Ejército Rojo recibía una gran parte de lo que podemos llamar "entrenamiento básico" antes de entrar en el ejército.

El recluta era llamado para su período de servicio militar a la edad de 19 años, o a los 18 si había terminado la escuela secundaria a esa edad. Se concedían ciertos aplazamientos a las personas que no estaban físicamente en forma y a los científicos, a los maestros de las escuelas rurales y a ciertos trabajadores esenciales.

En el ejército, se servía por un período de 2 años. Después del período de servicio activo, se le concedía un "permiso prolongado". Durante ese tiempo podía ir a casa y tener un trabajo, pero estaba sujeto a una llamada inmediata en caso de emergencia, y estaba sujeto a breves períodos de entrenamiento. El período de licencia prolongada duraba desde el final del período de servicio activo, hasta el momento en que se completaba un total de 5 años de servicio militar.

Durante su período de servicio activo, el soldado se sometía a un programa intensivo de entrenamiento. Recibía entrenamiento en armas y tácticas, además de una gran cantidad de entrenamiento teórico y de adoctrinamiento político.

El suboficial en el Ejército Rojo era un producto de escuelas que eran similares en propósito y operación a las escuelas de suboficiales a nivel de regimiento en los Estados Unidos. Los suboficiales debían servir por un período de 3 años, en lugar de 2 como lo hacían los soldados. La mayoría de los estudiantes de las escuelas para suboficiales eran seleccionados entre los voluntarios, aunque algunos podían ser enviados a la escuela. Antes de la Segunda Guerra Mundial, la escuela de suboficiales duraba 9 meses. Durante la guerra, el tiempo se redujo a 3 meses. Sin embargo, la jornada laboral se incrementó de 8 a 10 a 12 horas.


El recluta medio del Ejército Rojo ingresa al servicio militar con una buena formación previa a la instrucción. También está bien adoctrinado políticamente, pero como persona no es muy diferente a muchos de los soldados estadounidenses.

Los oficiales podían provenir de las filas o de la vida civil. En cualquier caso, el oficial era el producto de una serie de escuelas de oficiales. El ingreso a las escuelas se basaba en las calificaciones educativas o en la aprobación de un examen de ingreso. Si tenía éxito, el candidato se graduaba como alférez después de 2 años. Durante la guerra, el período se redujo a 6 meses. La educación militar adicional era altamente selectiva y competitiva y el oficial debía demostrar su valía antes de ser admitido en las escuelas de formación superior.

La disciplina era estricta en el Ejército Rojo, aunque en condiciones de combate no había una gran diferencia entre los oficiales a nivel de compañía y los hombres reclutados. Se hizo un esfuerzo deliberado para fomentar un cuerpo de oficiales, y los oficiales empezaron a recibir muchos privilegios que no se otorgaban a sus predecesores antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

El soldado de infantería del Ejército Rojo viajaba ligero. Tenía un mínimo de equipo personal. Rara vez se utilizaban tiendas de campaña y se improvisaba el refugio a partir de materiales locales. Se le ha enseñado la eliminación de lo no esencial y la improvisación para satisfacer sus necesidades.


El soldado de infantería del Ejército Rojo tenía un mínimo equipo personal. Su uniforme era simple y cómodo, y consistía principalmente en una chaqueta con jersey, pantalones holgados y botas de caña alta.

Normalmente, el soldado de infantería estaba armado con un rifle, una carabina o una ametralladora. La Maxim refrigerada por agua era la ametralladora pesada estándar, mientras que la M1927 Degtyarev era la ametralladora ligera estándar utilizada por el escuadrón de infantería. Se llevaban algunos rifles automáticos. Todas las armas pequeñas tenían un calibre de 7,62 milímetros. Aunque muchos morteros se usaban en el Ejército Rojo, normalmente no se consideraban un arma de la infantería y la dotación de morteros no provenía de la infantería. Las armas de los soldados de infantería del Ejército Rojo eran buenas, y demostraron durante la guerra, que podían usarlas eficazmente y bien.

Aunque muchos soldados estadounidenses gruñían burlonamente cuando se les decía que otras personas caminaban más que él, es cierto que el soldado de infantería soviético debía depender de sus pies para gran parte de su transporte. No había tantos vehículos asignados a las unidades de infantería en el Ejército Rojo como en los EE.UU., y la mayoría de los asignados debían ser usados para los suministros, y como motores principales para artillería y cañones antiaéreos, y para transportar municiones.

El soldado del Ejército Rojo, al igual que su homólogo estadounidense, recibió muchos beneficios como veterano. Sin embargo, durante su carrera de servicio activo, su paga parecía ser una miseria según los estándares de los Estados Unidos. El soldado del Ejército Rojo recibió un total de 600 rublos por año, lo que es muy difícil de calcular en dólares, ya que el poder adquisitivo del rublo para el ciudadano soviético promedio era casi nulo. Las escalas salariales iban desde la de un soldado hasta la de un general del ejército, que era de 60.000 rublos al año. El equivalente de un soldado de primera clase recibía 1.000 rublos al año; un cabo, 2.000 rublos; un sargento, 3.000 rublos; un sargento primero, 4.200 rublos. La discrepancia entre el sueldo de un oficial y el de un soldado era muy grande. El primer teniente recibía 12,5 veces la paga de un soldado, o sea 7.700 rublos al año.

El salario base de los miembros del Ejército Rojo se calculaba en función del puesto que ocupaban, así como de su rango. Por ejemplo, el sueldo básico de un capitán podía variar de 8.700 rublos a 9.600 rublos, dependiendo de si era comandante de una compañía de infantería o de una compañía de morteros. Se dio una paga extra por servicio de larga duración.


No todos los soldados soviéticos eran hombres. Las mujeres tuvieron un lugar entre las tropas de tierra del Ejército Rojo. Aunque la mayoría de las mujeres soldado estaban en unidades de servicio y médicas, algunas desempeñaron un papel como combatientes.

Algunas unidades recibían salarios más altos que otras. Las unidades de guardias, que se habían distinguido en la acción, recibieron una doble paga en durante el servicio. Hubo otros tipos de pago adicional por el servicio de primera línea, hasta un aumento del 100 por ciento sobre el salario base. Por ejemplo, en 1942, los artilleros antitanque recibieron un aumento del 100 por ciento en su paga básica (los oficiales 75 por ciento) y también recibieron bonos por cada tanque enemigo destruido.

Ciertos beneficios de pago extra eran dados a aquellos que tenían decoraciones. Las condecoraciones también conllevaban otros beneficios, como el transporte gratuito en los transportes públicos y un billete de ida y vuelta al año en los ferrocarriles.
Como parte de su paga, el soldado recibía, además, una ración de cigarrillos y vodka, entradas para el cine y el teatro y artículos de aseo gratuitos.

El uniforme del soldado del Ejército Rojo era sencillo y cómodo. La camisa que sobresalía, asegurada en la cintura por un cinturón ancho, y la gorra de ultramar con el emblema de la Estrella Roja son objetos familiares para el ideario común. Sin embargo, durante la guerra fue necesaria una amplia mezcla de ropa militar y civil.

Los oficiales y los hombres usaban uniformes similares en el campo, pero se estuvo haciendo un esfuerzo por proporcionar un uniforme distintivo para oficiales para uso en guarniciones y fuera de servicio.

Tanto los oficiales como los soldados usaban hombreras que llevaban la insignia de rango y el color de la rama de servicio o grado. Se supone que en el campo se usaban uniformes de color gris oliva, pero a menudo se usaban más claros. En combate, los hombres del Ejército Rojo preferían la gorra de ultramar al casco, y la gorra de ultramar se usaba más a menudo.

Varias unidades especiales tenían sus propias insignias y vestimentas distintivas. El uniforme de invierno incluía la conocida parka y el sobretodo blanco. Sombreros de piel, chaquetas acolchadas y abrigos eran artículos comunes en invierno.

Las insignias de los guardias, que eran organizaciones de choque, y las distinciones de las heridas se usan en el lado derecho de la blusa. Otras condecoraciones se llevaban a la izquierda. El hombre del Ejército Rojo llevaba las medalla, en lugar de la cintas, como lo hacen las tropas estadounidenses.

Las raciones del Ejército Rojo no eran elaboradas, pero eran nutritivas y fuertes. El estándar eran las sopas y guisos de verduras y carne, adornados con crema agria si era posible. Un plato común era la "kasha", una especie de avena de trigo sarraceno. En tiempos de guerra, vivir fuera del país era una práctica establecida del Ejército Rojo.

Durante toda su carrera militar, y antes y después, el hombre del Ejército Rojo era sometido a la instrucción de las doctrinas y filosofía política del Partido Comunista. Muchas horas del entrenamiento previo al reclutamiento se dedicaban a temas políticos, y durante su carrera militar el soldado escuchaba conferencias, veía películas y leía literatura preparada para educarlo en el pensamiento político soviético aceptado. Además, recibía mucha instrucción sobre la historia y las tradiciones del Ejército Rojo. También se le enseñaba a odiar al enemigo a través de conferencias y películas sobre las atrocidades enemigas. En definitiva, oía hablar mucho de los actos heroicos del Ejército Rojo y de los soldados del Ejército Rojo.

Las mujeres jugaon un papel importante en el Ejército Rojo. Muchas tropas de servicio eran mujeres, y gran parte de la cocina de las unidades de infantería estaba a cargo de mujeres. A diferencia de las tropas de servicio, muchas mujeres fueron utilizadas como francotiradoras y en el combates de guerrilla. Hubo algunos casos de mujeres que fueron utilizadas como comandantes de unidades de combate. El personal de enfermería del Ejército Rojo a menudo operó mucho más cerca de la lucha real de lo que era habitual en otros ejércitos, y hubo muchos casos de enfermeras que acompañaban a las unidades en combate, como lo hacían los paramédicos de los batallones norteamericanos.

Este producto final de un ciclo de entrenamiento continuo, el soldado del Ejército Rojo, era un individuo duro, decidido y valiente que estaba ansioso por defender a Rusia. Esta obligación había sido señalada por el juramento que posteriormente toma individualmente, y no colectivamente como era la práctica pasada. Por lo general, el 1 de mayo, día del Ejército Rojo, los Krasnoarmeets se vuelven a comprometer repitiendo su juramento de alistamiento.


La comida en el Ejército Rojo no es elaborada, pero es nutritiva y pesada. El estándar son las sopas ricas y los guisos de verduras y carne. Un plato común es la "kasha", una especie de gachas de avena de trigo sarraceno.

Había un gran número de hombres dispuestos a cumplir las disposiciones de ese juramento. La fuerza del Ejército Rojo estuvo en los 50, cerca de los 6.000.000, y detrás de los hombres en servicio activo había un gran número de reservistas, muchos de los cuales eran veteranos de combate de la Segunda Guerra Mundial.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Destacado

Doctrina soviética para el apoyo de la aviación a los tanques durante la guerra (década de los 60)

El gobierno norteamericano lleva varios años desclasificando toda documentación que tiene más de 50 años y no presenta un riesgo para sus i...

Artículos más vistos