¿VAS A IR A JAPÓN? Norteamericanos en el Japón de posguerra



Buenos días soldado, ¿destinado a un servicio de ultramar en el desconocido y enigmático Japón? El siguiente texto te ayudará a entender qué vas a encontrarte y cómo actuar ante una cultura tan distinta a la estadounidense.

LOS QUE LOS JAPONESES PIENSAN DE NOSOTROS 
Los estadounidenses que han llegado a Japón desde la rendición se han sorprendido por la aparente amabilidad, cooperación y cortesía del pueblo japonés. Las ciudades de Japón están en ruinas y su gente está amenazada de inanición, sin embargo, los japoneses dan la bienvenida a sus conquistadores con sonrisas y ofrecimientos sinceros de ayuda. Para los veteranos estadounidenses en particular -que se han encontrado con la ferocidad de los ejércitos japoneses en la batalla- este cambio de actitud aparentemente abrupto es casi incomprensible. ¿Cómo puede ser, se preguntan, que las masas japonesas ahora parezcan genuinamente ansiosas de complacer y cooperar con las fuerzas de ocupación? Se presentan varias explicaciones.

EL EMPERADOR
El anuncio del Emperador de la rendición de Japón el 15 de agosto fue recibido en general por el asombrado pueblo japonés con sumisión obediente, y por algunos con pesar, pero aún así, con cierto sentido de alivio. La decisión de rendirse fue tomada por los grupos dominantes japoneses, que se dieron cuenta de que la continuación de la guerra sólo podía significar la destrucción completa de Japón, y que trataban de salvar al viejo régimen en la medida de lo posible. Algunos de los más intransigentes de las fuerzas japonesas que tenían ideas de continuar la resistencia fueron rápidamente reprimidos, y la nación esperaba las órdenes del General MacArthur con una disciplinada resignación.

MOTIVOS OFICIALES Y COMERCIALES
Las tropas americanas encontraron que la recepción cooperativa, aunque reservada, que se les había dispensado inicialmente, pronto se transformó en una de extrema cordialidad. Esta cordialidad fue alentada por el Gobierno del Japón y por los antiguos grupos dirigentes del Japón, que esperaban congraciarse con las fuerzas de ocupación y perpetuar así su propio control. La prensa japonesa, que generalmente refleja la opinión oficial predominante, también adoptó una línea intensamente pro-estadounidense. A través de la prensa y de la todavía influyente policía, esta línea ha sido transmitida a la gente que está acostumbrada a la dirección del pensamiento desde arriba. Otra razón de la cordialidad japonesa ha sido el hecho de que el soldado estadounidense proporciona una lucrativa fuente de ingresos para muchos japoneses.


Después de su rendición, muchos japoneses temían que la ocupación por parte de nuestras tropas significara para su país esclavitud, pillaje y saqueo. Aquí, las tropas aerotransportadas, entre las primeras en desembarcar en Japón, se desplazan desde el aeródromo de Atsugi para ocupar y asegurar la zona de Yokashama.

En las zonas ocupadas han surgido innumerables salas de baile, establecimientos de pseudo-geisha y tiendas de souvenirs.

CORDIALIDAD GENUINA
Sin embargo, la altitud amistosa de los japoneses hacia nuestras tropas no se debe exclusivamente a la inspiración oficial o comercial. El pueblo japonés había esperado con aprensión la llegada de las fuerzas de ocupación estadounidenses, ya que la propaganda japonesa en tiempos de guerra había presentado a los estadounidenses como una raza de bárbaros. Así, muchos japoneses temían que la ocupación por parte de nuestras tropas significara para su país esclavitud, pillaje y saqueo. Alrededor de las áreas de ocupación inicial, las puertas y ventanas estaban enrejadas y las hijas eran enviadas a familiares en el país. Estos temores de la barbarie y la opresión norteamericanas pronto resultaron ser infundados. Las bien disciplinadas tropas norteamericanas sorprendieron al pueblo japonés por su conducta generalmente ordenada y por su amabilidad, especialmente hacia las mujeres y los niños. Los japoneses pronto aprendieron que la ocupación, aunque justa y equitativa, se llevaría a cabo con firmeza y determinación. La ocupación liberó de las restricciones vinculantes que los viejos grupos militaristas y nacionalistas habían impuesto a todos los aspectos de la vida japonesa. Trajo nuevos conceptos de libertad de pensamiento y de opción. Aunque en realidad no eran comprendidos por el japonés medio, la prensa saludó con entusiasmo las reformas instituidas por el SCAP (Comandante Supremo de las Fuerzas Aliadas). Entre ellas se encontraban: la libertad de pensamiento, de expresión, de prensa y de religión; la abolición de las organizaciones policiales que habían mantenido al pueblo bajo el talón de los militaristas; las purgas de los patriotas y de los militaristas de posiciones de influencia y autoridad; la reforma agraria y el establecimiento de derechos laborales; la abolición del Sintoísmo de Estado, el culto nacional, que proclamaba al emperador japonés descendiente de los dioses y del pueblo japonés, una "raza dominante"; y la redacción de una nueva constitución liberal.


Una de las razones de la cordialidad japonesa hacia nuestras tropas de ocupación ha sido el hecho de que el soldado estadounidense proporciona una lucrativa fuente de ingresos para muchos japoneses. Ejemplo típico - esta tienda de recuerdos en Sapporo, Hokkaido.

DEMOCRACIA PARA LOS JAPONESES
Los japoneses, especialmente los de las zonas urbanas, tienen poco tiempo o inclinación para tratar de entender el significado de estas reformas. En gran parte están preocupados por el problema de cómo conseguir lo suficiente para comer. Japón se encuentra hoy en día en un estado de caos económico. Los alimentos, la vivienda y el vestido son escasos, los puestos de trabajo son escasos y la inflación es galopante. El gobierno japonés se ha mostrado cada vez más incapaz de hacer frente a la situación. Naturalmente, el pueblo ha perdido toda confianza en su gobierno en este momento, y espera que el Cuartel General de los Aliados, como autoridad suprema en Japón, le ayude a superar la crisis económica.

Hoy en día, la "democracia" está de moda en Japón, aunque la mayoría de los japoneses tienen poca idea de lo que entendemos por democracia. Los japoneses nunca antes han experimentado las libertades políticas que asociamos con la democracia. Han sido sometidos, por decisión del pasado, a un completo adoctrinamiento de las ideologías militaristas y expansionistas. Su único concepto de democracia está encarnado en el comportamiento de los soldados. Encuentran su nueva libertad desconcertante y, desafortunadamente, algunos japoneses parecen creer que la democracia significa una completa falta de moderación y de respeto a todas las leyes. Para llevar a cabo eficazmente nuestra política de ocupación de democratización del Japón, el pueblo japonés debe pasar por un período considerable de reeducación que le permita comprender realmente los procesos democráticos. Algunos japoneses inteligentes tienen la esperanza de que nuestra reeducación y reforma de la vida japonesa no consista simplemente en transplantar a Japón, en instituciones y sistemas occidentales. Consideran que las instituciones japonesas deben ser muy modificadas, pero de tal manera que conserven su carácter japonés. Si esto no se hace, estos japoneses temen que una reacción violenta contra Occidente sea inevitable. Fue precisamente esta reacción contra Occidente la que ayudó al ejército japonés a subir al poder en los años treinta.

CRÍTICA A LA OCUPACIÓN
Aunque la reacción japonesa a la ocupación sigue siendo favorable, ha habido una pequeña pero creciente cantidad de críticas y antagonismo hacia nuestras fuerzas y nuestras políticas. Esta crítica puede ser considerada como algo natural e incluso saludable, ya que el pueblo japonés está pasando de una condición de aceptación aturdida y desconcertada a una conciencia de la importancia de muchas de las reformas del SCAP. Un cierto antagonismo hacia las tropas americanas es también natural y hasta cierto punto justificable. Los japoneses ven contrastado en todas partes el relativo lujo en el que viven sus conquistadores y sus propias condiciones de vida. Muchos de los veteranos de combate que constituían la fuerza de ocupación original han sido reemplazados por hombres más jóvenes y menos disciplinados. Desafortunadamente, algunos de estos reemplazos están desempeñando el papel de vencedores de manera torpe. Las quejas de los japoneses por asalto y robo por parte de las tropas de ocupación han aumentado. Las actividades del mercado negro de unos pocos soldados han reducido el prestigio general de nuestras tropas. Recientemente ha habido algunas críticas, tanto por parte de los estadounidenses como de los japoneses, a la conducta dominante y molesta de algunos soldados estadounidenses: embriaguez, bullicio, "manoseo" de mujeres. Los modales estadounidenses, más bien francos y expansivos, tienden a ser una fuente de irritación para los japoneses que, debido a las estrechas condiciones en las que viven, han desarrollado un código de conducta altamente formalizado. Para los japoneses esta etiqueta formalizada garantiza, al menos en sentido figurado, el respeto de la intimidad individual; para los estadounidenses, criados en un país que tiene excedentes de casi todo, especialmente de espacio, los japoneses parecen demasiado restringidos. La mayor y más obvia fuente de animosidad, sin embargo, es la confraternización de las tropas americanas y las mujeres japonesas.



Un gran peligro potencial para el éxito final de la ocupación reside en los soldados japoneses desmovilizados, como estos (arriba), que han regresado a Japón desde Asia para encontrar su país en ruinas, buenos trabajos difíciles de asegurar, y ellos mismos una carga adicional para la nación. Abajo está el distrito de Ginza en ruinas de Tokio.



Un gran peligro potencial para el éxito final de la ocupación reside en los soldados japoneses desmovilizados, especialmente entre aquellos que, en China, no fueron derrotados en combate, los jóvenes militares profesionales y otros jóvenes de tendencias extremistas. Los profesionales han sido expulsados y se les ha prohibido el ejercicio de cualquier cargo. Los ex-soldados regresan a Japón para encontrar su país en ruinas, buenos trabajos difíciles de asegurar, ellos mismos sólo son una carga adicional para la nación y se dan cuenta de que su sufrimiento y privación han sido en vano. Su intenso odio hacia los Aliados aún no ha desaparecido; sienten, en algunos casos, que no fueron apoyados adecuadamente por el frente interno. Junto con otros descontentos desempleados, constituyen campos fértiles para la siembra de semillas de descontento y desorden. Aunque hay pruebas de que algunos de estos hombres han formado pequeños grupos clandestinos, son demasiado pocos y están dispersos para constituir una amenaza para las fuerzas de ocupación. Se extinguirán por completo si el pueblo japonés tiene comida que comer y tareas constructivas que hacer, si las reformas que han iniciado las autoridades de ocupación se llevan a cabo y arraigan en la vida japonesa, y si nuestras fuerzas de ocupación siguen inspirando el respeto y la admiración del pueblo japonés. Si estos objetivos no se cumplen, podemos esperar el crecimiento de fuerzas imposibles de imaginar para el desarrollo y el mantenimiento de un Japón democrático, pacífico y saludable.

(Este artículo apareció en el Boletín de Inteligencia de los Estados Unidos de mayo de 1946)


A10#ESPECIAL El nacimiento de la Luftwaffe

Fecha de publicación: 15/10/19
Podcaster: Esaú Rodríguez

A las 4:43 del 1 de septiembre de 1.939 tres solitarios bombarderos en picado JU-87 Stuka del tercer grupo de la primera escuadrilla de bombardeo en picado que estaban sobrevolando el río Vístula a gran altura, adoptaron una formación escalonada en obediencia a la señal de su líder, el teniente Bruno Dilley.
Su objetivo: el puente de Dirschau, que se encontraba a unos 3500 metros bajo ellos.

En este audio abordaremos la creación de la Luftwaffe desde antes incluso de la subida al poder de Hitler y los suyos.


CBP#102 La Carrera de los Dreadnoughts

Fecha de publicación: 13/10/19
Podcaster: Antonio Gómez

A inicios del siglo XX se inició una carrera armamentista naval entre Argentina, Brasil y Chile -los países más poderosos y ricos de Sudamérica- cuando el gobierno brasileño ordenó la construcción de tres dreadnoughts, acorazados formidables cuyas características aventajaban con mucho las de otros buques de guerra por entonces en servicio en las marinas del mundo.


B-10#37 SMS Seeadler, la extraordinaria aventura del velero corsario

Fecha de publicación: 10/10/19
Podcaster: Antonio Gómez

El SMS Seeadler (Águila de Mar en alemán) fue un velero de tres mástiles con casco reforzado . Fue uno de los últimos veleros de combate que se utilizaron en la guerra cuando sirvió como corsario con el Imperio Alemán en la Primera Guerra Mundial.

Construido como Pass of Balmaha con bandera británica , fue capturada por el submarino alemán SM U-36 , y en 1916 se convirtió en un corsario.
Como Seeadler , tuvo una exitosa carrera de incursiones, capturando y hundiendo 15 barcos en 225 días hasta que naufragó, en septiembre de 1917, en la Polinesia Francesa.

CBP#ESPECIAL Recreacionismo Histórico. De Barbarroja a Overlord

Fecha de publicación: 08/10/19
Podcasters: Alberto Boo, Antonio Gómez y Dani CarAn (Dir.)

La recreación histórica es una actividad en la cual los participantes recrean algunos aspectos de un evento o periodo histórico. Puede ser uno muy estrechamente definido, como una guerra u otro evento concreto, o uno de más amplia cobertura.

Las actividades relacionadas a la "recreación" no son nuevas. Los torneos medievales tenían a veces temas romanos o más antiguos —mientras que los Romanos mismos montaron recreaciones de famosas batallas navales (Naumaquia) y terrestres dentro de sus coliseos como una forma de espectáculo público— y los victorianos recrearon objetos medievales como tapices.

El término historia viviente (living history, conforme a su denominación en inglés), describe los intentos de traer la historia a la vida, ya sea para disfrute una audiencia o para el de los participantes mismos. La principal diferencia entre una recreación y una actuación dramática del periodo es el grado de inmersión y el monto de la improvisación.


CB#101 Conflicto del Yemen y la ofensiva de los drones

Fecha de publicación: 06/10/19
Podcasters: Antonio Gómez y Dani CarAn (Dir.)

Hace ya 5 años que Yemen experimenta una terrible guerra entre los rebeldes hutíes y la Coalición Árabe, conflicto que hunde sus raíces en la partición de su territorio en el S XIX.

Y es que la primavera árabe también pasó por allí, y las sublevaciones del 2011, derrocaron a Ali Abdullah Saleh y que aprovecharon los rebeldes hutíes, chiítas que, evidentemente apoyará la nación chihita por excelencia: Iran. Y Arabia Saudita y sus intereses, que apoyarán a otro bando.

Los Hutíes tomaron el control de Saná, en 2014, provocando un despliegue internacional en la búsqueda de restaurar el orden yemení. Arabia Saudita y otras naciones árabes se dieron a la tarea de bombardear las zonas controladas por los hutíes sin tener éxito alguno.

El 14 de septiembre, un ataque con drones a una de las más importantes refinerías saudíes, ha sido reivindicada por los Hutíes, pero muchas son las miradas que apuntan a Irán.

C10#11 StuG III

Fecha de publicación: 03/10/19
Podcaster: Antonio Gómez

El Sturmgeschütz III (StuG III) fue el vehículo blindado de combate con orugas más producido en Alemania durante la Segunda Guerra Mundial, y el segundo vehículo blindado de combate alemán de cualquier tipo después del semioruga Sd.Kfz. 251.

El StuG III construido sobre el chasis del acreditado tanque Panzer III, sustituyendo la torreta por una superestructura fija blindada que montaba un cañón más potente. Inicialmente concebido como un arma de asalto móvil para el apoyo de fuego directo a la infantería, el StuG III fue modificado continuamente y, al igual que el posterior Jagdpanzer, se empleó como caza carros.


Doctrina soviética para el empleo de tropas montadas a caballo en la Segunda Guerra Mundial.



La caballería, al igual que un seguro, es caro pero es bueno tenerla a mano cuando realmente lo necesitas. En la Rusia de mediados del siglo XX, donde la equitación era parte de la vida cotidiana de miles de personas, el Ejército Rojo fue capaz de mantener uno de los mejores componentes montados en caballos del mundo. Esta es la doctrina con la que los soldados de caballería soviéticos llegaron a la victoria en la Segunda Guerra Mundial.

El Ejército Rojo, a diferencia del resto de las potencias aliadas, no relegó a la caballería al destierro durante la Segunda Guerra Mundial. En cambio, la Rusia soviética hizo un uso efectivo de sus componentes de caballería, e incluso aumentó el número de unidades de caballería. La U.R.S.S. demostró que el empleo de la caballería como fuerza de ataque independiente, y como componente de un equipo de caballería-tanque, está claramente justificado. Los resultados obtenidos por las unidades de caballería del Ejército Rojo demostraron el derecho de los casi legendarios cosacos a seguir formando parte de las fuerzas armadas de la U.R.S.S. Las lecciones aprendidas debieron ser estudiadas por otros países.

La caballería siempre ha desempeñado un papel importante en las campañas militares rusas. Las fuerzas de la caballería rusa han sido conocidas en todas las guerras en las que las tropas rusas han luchado. Durante el reinado del zar Iván el Terrible, una fuerza cosaca relativamente pequeña bajo Ermak logró la conquista y anexión de Siberia. Las grandes distancias, no marcadas por las carreteras, y el difícil terreno de esa zona estaban hechos a medida para una operación de caballería.

En el periodo de entreguerra, se usaban en grandes áreas de llanuras planas y estepas en la U.R.S.S. que tenían sólo una red limitada de carreteras. La fácil travesía de estas áreas era factible sólo para los caballos. Las condiciones climáticas en Europa del Este, especialmente durante los deshielos de primavera, imponían una limitación muy estricta a todos los movimientos, excepto en las carreteras de primera clase. Cada primavera, Ucrania, Rusia Blanca y Polonia Oriental se convertían en verdaderos mares de barro casi increíblemente profundo. En consecuencia, la caballería ha sido un brazo indispensable del Ejército Rojo, incluso en la guerra de fuerzas mecanizadas y motorizadas.

Desde 1917, cuando el Ejército Rojo se hizo cargo de las fuerzas del Zar, las unidades de caballería del Ejército Rojo han sufrido muchos cambios. Entre otras cosas, la fuerza total del brazo de caballería se ha incrementado. Durante la Segunda Guerra Mundial, el Ejército Rojo tenía aproximadamente 10 cuerpos de caballería. Otros cambios han aumentado el poder de fuego de las unidades de caballería añadiendo morteros; más y más artillería pesada, incluso autopropulsada; más armas automáticas, incluso ametralladoras; y haciendo que los regimientos de tanques sean una parte integral del cuerpo de caballería.

La valoración de la caballería como arma de combate por parte del Ejército Rojo se ve reforzada por el establecimiento, desde 1934, de 74 ganaderías, ubicadas geográficamente para la cría de los caballos que mejor se adaptan a la zona. Las granjas son operadas por el Servicio de Remontas del Ejército Rojo.



Para ser un soldado de caballería en el Ejército Rojo, un soldado soviético no tiene que ser cosaco. Y, contrariamente a la creencia popular, los cosacos no tienen el monopolio del brazo de la caballería. Las unidades cosacas, como los cosacos de Kuban (arriba), son reclutados entre los jinetes de toda la vida de la zona de Kuban de la U.R.S.S. Pero los jinetes también son reclutados de otras áreas, y aunque puedan carecer del glamour del cosaco, son soldados que no dejan de ser eficientes. Una unidad de caballería no cosaca se muestra abajo.



La organización de la caballería del Ejército Rojo difería considerablemente de la organización de las unidades de caballería de, por ejemplo, los Estados Unidos. Numéricamente, las unidades del Ejército Rojo eran las más pequeñas. Un cuerpo de caballería soviético era aproximadamente igual numéricamente a una división de caballería reforzada de Estados Unidos. Dentro del cuerpo de caballería del Ejército Rojo, también había de dos a cuatro regimientos de tanques como elementos orgánicos del cuerpo. El regimiento de caballería de la U.R.S.S. estaba diseñado para proporcionar una fuerza de ataque pequeña y móvil, fuertemente reforzada por armas de apoyo. Numéricamente igual a menos de la mitad de un regimiento de infantería del Ejército Rojo, el regimiento de caballería de la U.R.S.S. tenía casi la misma potencia de fuego en las armas de apoyo.

En el cuerpo de caballería, los elementos de artillería jugaban un papel importante. El comandante de artillería del cuerpo tenía a su disposición cinco regimientos de artillería, armados con una variedad de armas. El tipo y el número relativo de armas de artillería se seleccionaban para conseguir la máxima flexibilidad y poder de choque sin perjudicar la movilidad del cuerpo. Incluyendo morteros y artillería de las divisiones de caballería, el cuerpo de caballería tenía casi 350 piezas de artillería, además de varios lanzacohetes múltiples. Esto era suficiente para lanzar, en una sola salva, una andanada de fuego de más de 6 toneladas.

LA CABALLERÍA EN LA OFENSIVA

La doctrina del Ejército Rojo enfatizaba que la caballería debía ser usada como una fuerza de ataque independiente; que la caballería no era un sustituto de las fuerzas mecanizadas, sino que era una fuerza poderosa para las operaciones en las que las unidades motorizadas estaban impedidas por terrenos intransitables. Por definición del Ejército Rojo, la caballería era capaz de participar en todo tipo de combate y de llevar a cabo acciones de todo tipo en cooperación con otras armas; además de ser capaz de operar de forma independiente.

Operando aparte de otras tropas, la caballería intentaba atacar el flanco o retaguardia del enemigo, rodear y destruir el cuerpo principal, y cooperar generalmente con las fuerzas aéreas, unidades blindadas, unidades aerotransportadas y grupos de asalto frontal. Otras misiones de caballería eran las incursiones a gran escala, el control de los movimientos de tropas de otras armas, y los contraataques contra los flancos enemigos y lejos de áreas ocultas en la retaguardia de una posición defensiva.


La tripulación de un cañón autopropulsado de 85 mm, sobre un chasis de tanque T34 (cazacarros denominado Su-85) conduce su arma a través de una ciudad en Rumania. Estas armas era equipo orgánico de los dos regimientos de tanques dentro del cuerpo de caballería soviético.



Tanques T34 en Manchuria. Al igual que los cazacarros, son la fuerza orgánica blindada dentro de los dos regimientos de tanques del cuerpo de caballería.

La caballería podía operar en condiciones climáticas muy severas y en terrenos muy accidentados. En terrenos extremadamente difíciles, la caballería del Ejército Rojo podía recorrer un promedio de 5 millas por hora. Las unidades pequeñas eran incapaces de mantener un movimiento continuo durante largos periodos bajo condiciones de combate debido a la falta de transporte orgánico y a la dificultad de reabastecimiento. Sin embargo, las unidades grandes, con un tren de suministro considerable y un sistema de reabastecimiento establecido, podían funcionar durante períodos mucho más largos y a lo largo de largas distancias. A un cuerpo de caballería reforzado se le dio la misión de penetrar detrás de las líneas alemanas y avanzar 60 millas paralelas al frente y a través de las líneas de comunicación enemigas, efectuando así un cruce con otro cuerpo de caballería en el área. El movimiento fue enteramente a través de bosques y a través del territorio con 2 pies de nieve, con temperaturas tan bajas como 30 grados bajo cero. En 6 días, el cuerpo recorrió 55 millas y capturó grandes cantidades de material enemigo.

La concepción del Ejército Rojo de las incursiones de caballería se extendía a operaciones más grandes, durante un período de tiempo más largo, y con un cuerpo de tropas más grande de lo que normalmente se considera como una incursión según la doctrina de los Estados Unidos. Una incursión realizada durante la Segunda Guerra Mundial incluyó todo un cuerpo y duró 135 días, gran parte de los combates se desarrollaron detrás de las líneas enemigas.

En el gran avance, la caballería del Ejército Rojo era un activo valioso para la persecución. Cuando una retaguardia enemiga intentó detener la persecución, la caballería pudo realizar amplios movimientos de flanqueo a través de pantanos y otros terrenos difíciles para golpear al enemigo en retirada en los flancos y bloquear las carreteras. Además, los soviéticos creen que la caballería es útil en el ataque a la artillería enemiga y a las características del terreno prominente para proteger las carreteras a lo largo de las cuales los blindados y la artillería autopropulsada pueden entonces avanzar con mayor facilidad.

Era una práctica del Ejército Rojo separar pequeñas unidades de caballería del cuerpo principal para reducir los puntos fuertes eludidos. Aquí la caballería atacaba por todos lados desmontada, apoyada por sus morteros y ametralladoras. Generalmente estas unidades destacadas tenían suficiente fuerza para reducir el punto fuerte rápidamente de modo que puedan volver a unirse al cuerpo principal de tropas de caballería.

La caballería era usada por la U.R.S.S., en conjunción con otras armas, de la misma manera en que es usada por otros ejércitos. La caballería se utiliza para misiones de reconocimiento, contrarreconocimiento, reconocimiento y patrullaje. Los soviéticos hacían un uso extensivo del reconocimiento y las incursiones de la caballería nocturna, particularmente durante el invierno.

Con la infantería, la caballería del Ejército Rojo se utilizaba con gran ventaja. Mientras la infantería sostenía al enemigo con un ataque frontal, toda la masa de caballería y tanques era lanzada por el flanco y la retaguardia del enemigo.

El mejor momento para enviar una fuerza de caballería, según el Ejército Rojo, era cuando la penetración inicial de las defensas enemigas se había realizado mediante un ataque frontal o envolvente. En ese momento, cuando el enemigo estaba levantando sus reservas y sus defensas estaban en un estado de agitación, el enemigo no había tenido tiempo de consolidar y organizar ninguna posición defensiva fuerte, y la caballería se encontraría con las condiciones propicias para el éxito.


Carros de ametralladoras Tchanka para Maxim M1910 de 7,62 mm rodaron por las estepas de Rusia. Esta es un arma del escuadrón de ametralladoras pesadas de la caballería.



Artilleros cosacos, hombres de una batería de obuses de un regimiento de caballería, entran en acción en el Cáucaso Norte.



Una patrulla de caballería cosaca recibe órdenes e instrucciones antes de partir en una misión de reconocimiento. La caballería del Ejército Rojo, a diferencia de la nuestra, lleva sus armas colgadas en la espalda o en el pecho, en lugar de en una funda de rifle enganchada a la silla de montar.

LA CABALLERÍA EN DEFENSA

En defensa, la caballería del Ejército Rojo se usaba para cubrir la retirada y para proteger los flancos y huecos entre las unidades. En condiciones extremas, las tropas de caballería desmontaban y participaban en combates defensivos como infantería. Siempre se tenía cuidado de esconder a los caballos en un área desprotegida por seguridad y para facilitar la retirada. En la defensa de bloqueos de carreteras o terrenos tácticamente importantes, la artillería orgánica y los morteros eran las armas defensivas básicas sobre las que se apoyaba la caballería soviética.

ENTRENAMIENTO

Inmediatamente después de la Guerra Civil Rusa, las fuerzas de caballería fueron mandadas en su mayoría por ex oficiales zaristas que se alistaron en el Ejército Rojo. Luego se estableció una escuela de caballería de oficiales para desarrollar oficiales de caballería de origen proletario. Esta escuela se convirtió más tarde en la Academia de Caballería del Ejército Rojo de Buddennyi de Moscú, y ahora es el instituto de caballería más importante de la U.R.S.S. Durante la guerra hubo nueve escuelas de entrenamiento de oficiales de caballería en funcionamiento.

Hombres alistados y suboficiales fueron entrenados en regimientos de reemplazo de caballería. Había 34 de estos regimientos durante la guerra.


Los guardias Cosacos de Don, miembros de un regimiento de caballería de élite del Ejército Rojo, descansan en las estribaciones de las montañas de los Cárpatos después de la acción en el Segundo frente ucraniano. El sable de hoja ancha es el arma tradicional de estos jinetes.

Los cursos de caballería en las escuelas de oficiales variaron desde 3 años en tiempo de paz, antes de 1937, hasta 12 meses durante la guerra. Los reclutas servían 2 años en el ejército de caballería en tiempo de paz. Durante la guerra, el entrenamiento básico del personal alistado duraba 8 meses. Durante este tiempo el recluta era entrenado en tácticas de campaña, armas individuales, topografía elemental, cuidado de caballos y equipo.

CONCLUSIÓN

La U.R.S.S., con grandes distancias y pocos caminos, y con severas condiciones climáticas durante gran parte del año, utilizó la caballería con gran ventaja durante la Segunda Guerra Mundial.

Por los resultados obtenidos, los soviéticos justificaron el uso de la caballería, no como un sustituto de los blindados y de las fuerzas mecanizadas, sino como un brazo independiente y como un complemento de los blindados y de la fuerza mecanizada en operaciones sobre terrenos abruptos.

La caballería rusa tuvo un gran poder en armas de apoyo. La organización estaba diseñada para proporcionar una fuerza de ataque pequeña y móvil con el apoyo adecuado de artillería, morteros y armas automáticas. La caballería y los tanques se combinaron en una organización eficaz y sin problemas.

En la Segunda Guerra Mundial, como en la mayoría de sus otras guerras, los rusos fueron capaces de utilizar grandes masas de caballería, ya que gran parte de los combates tuvieron lugar dentro de las fronteras o países adyacentes a su patria. Pero en largas distancias, la caballería no era tan económica. El transporte de caballos y equipo, especialmente el transporte naval, que habría sido necesario para los Estados Unidos en la Guerra del Pacífico, hubiera requerido una gran cantidad de instalaciones de transporte. De hecho, Estados Unidos mantuvo brevemente un regimiento de caballería en Nueva Caledonia a principios de la guerra, pero esta unidad estaba montada en caballos enviados desde Australia. La unidad existió como una organización montada a caballo sólo brevemente, ya que finalmente fue desmontada y enviada a la acción como infantería a otra parte en el Pacífico Sudoccidental. El único regimiento de caballería a caballo que vio acción en la Segunda Guerra Mundial fue el 26º de Caballería, un regimiento de exploradores filipinos que cubrió la retirada de las fuerzas estadounidenses y filipinas a la península de Bataan. Esta unidad luchó una acción clásica de la retaguardia de caballería desde Lingayan hasta Bataan. Su misión fue cumplida, aunque el regimiento fue virtualmente aniquilado.





EL SOLDADO DEL EJÉRCITO ROJO EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL



El ejército terrestre más grande al final de la Segunda Guerra Mundial era el Ejército Rojo. Podemos entender mejor las capacidades de este coloso, si conocemos algo sobre el soldado de ese ejército; su origen y entrenamiento en la vida civil, lo que dio y lo que recibió durante su servicio militar, y cómo y qué se le enseñaba en el ejército.

El soldado del Ejército Rojo era ante todo un ruso. Era el producto de la forma especial de vida que existía en la URSS como resultado de la herencia del pasado y de las condiciones del momento. En la URSS se incluían en esos momentos unas 180 nacionalidades. Los Krasnoarmeets (soldados del Ejército Rojo) podían ser de cualquiera de estas nacionalidades, ya que cada ciudadano varón de la URSS era igualmente responsable del servicio militar. Según la Ley del Servicio Militar Universal de 1939, todos los ciudadanos varones "independientemente de su raza, nacionalidad, creencia religiosa, formación académica, origen social y posición" estaban sujetos al servicio militar.

La Constitución soviética, así como la Ley de Servicio Militar Universal, enfatizaba la responsabilidad de cada ciudadano por el servicio militar, pues el artículo 133 establecía que "la defensa de la patria es el deber sagrado de cada ciudadano de la U.R.S.S.".

Pero, sea cual sea la nacionalidad de los rusos a los que pertenezca, el recluta del Ejército Rojo entraba en el servicio militar ya preparado para desempeñar sus funciones como soldado. Era parte de un gigantesco programa de entrenamiento desde el primer curso de la escuela.

El soldado medio del Ejército Rojo había completado 10 años en la escuela, si era de una de las principales ciudades. Si era de un distrito rural, probablemente habría estado 7 años al menos en la escuela. Durante todos estos años escolares, ha sido adoctrinado con la idea de que el servicio militar es un honor y una obligación patriótica. Se le ha dado un entrenamiento militar, y su cuerpo se ha endurecido a través del ejercicio durante los primeros 7 años de escuela. Desde el octavo hasta el décimo curso, se le ha dado un entrenamiento previo al reclutamiento que era similar al que un norteamericano recibía en los “Campamentos de entrenamiento militar para ciudadanos” (CMTC), pero más intensivo. El programa incluía entrenamiento en el campo de tiro con armas cortas, 2 semanas de campamentos militares en verano y algunas tácticas a nivel de compañía. En resumen, el soldado del Ejército Rojo recibía una gran parte de lo que podemos llamar "entrenamiento básico" antes de entrar en el ejército.

El recluta era llamado para su período de servicio militar a la edad de 19 años, o a los 18 si había terminado la escuela secundaria a esa edad. Se concedían ciertos aplazamientos a las personas que no estaban físicamente en forma y a los científicos, a los maestros de las escuelas rurales y a ciertos trabajadores esenciales.

En el ejército, se servía por un período de 2 años. Después del período de servicio activo, se le concedía un "permiso prolongado". Durante ese tiempo podía ir a casa y tener un trabajo, pero estaba sujeto a una llamada inmediata en caso de emergencia, y estaba sujeto a breves períodos de entrenamiento. El período de licencia prolongada duraba desde el final del período de servicio activo, hasta el momento en que se completaba un total de 5 años de servicio militar.

Durante su período de servicio activo, el soldado se sometía a un programa intensivo de entrenamiento. Recibía entrenamiento en armas y tácticas, además de una gran cantidad de entrenamiento teórico y de adoctrinamiento político.

El suboficial en el Ejército Rojo era un producto de escuelas que eran similares en propósito y operación a las escuelas de suboficiales a nivel de regimiento en los Estados Unidos. Los suboficiales debían servir por un período de 3 años, en lugar de 2 como lo hacían los soldados. La mayoría de los estudiantes de las escuelas para suboficiales eran seleccionados entre los voluntarios, aunque algunos podían ser enviados a la escuela. Antes de la Segunda Guerra Mundial, la escuela de suboficiales duraba 9 meses. Durante la guerra, el tiempo se redujo a 3 meses. Sin embargo, la jornada laboral se incrementó de 8 a 10 a 12 horas.


El recluta medio del Ejército Rojo ingresa al servicio militar con una buena formación previa a la instrucción. También está bien adoctrinado políticamente, pero como persona no es muy diferente a muchos de los soldados estadounidenses.

Los oficiales podían provenir de las filas o de la vida civil. En cualquier caso, el oficial era el producto de una serie de escuelas de oficiales. El ingreso a las escuelas se basaba en las calificaciones educativas o en la aprobación de un examen de ingreso. Si tenía éxito, el candidato se graduaba como alférez después de 2 años. Durante la guerra, el período se redujo a 6 meses. La educación militar adicional era altamente selectiva y competitiva y el oficial debía demostrar su valía antes de ser admitido en las escuelas de formación superior.

La disciplina era estricta en el Ejército Rojo, aunque en condiciones de combate no había una gran diferencia entre los oficiales a nivel de compañía y los hombres reclutados. Se hizo un esfuerzo deliberado para fomentar un cuerpo de oficiales, y los oficiales empezaron a recibir muchos privilegios que no se otorgaban a sus predecesores antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

El soldado de infantería del Ejército Rojo viajaba ligero. Tenía un mínimo de equipo personal. Rara vez se utilizaban tiendas de campaña y se improvisaba el refugio a partir de materiales locales. Se le ha enseñado la eliminación de lo no esencial y la improvisación para satisfacer sus necesidades.


El soldado de infantería del Ejército Rojo tenía un mínimo equipo personal. Su uniforme era simple y cómodo, y consistía principalmente en una chaqueta con jersey, pantalones holgados y botas de caña alta.

Normalmente, el soldado de infantería estaba armado con un rifle, una carabina o una ametralladora. La Maxim refrigerada por agua era la ametralladora pesada estándar, mientras que la M1927 Degtyarev era la ametralladora ligera estándar utilizada por el escuadrón de infantería. Se llevaban algunos rifles automáticos. Todas las armas pequeñas tenían un calibre de 7,62 milímetros. Aunque muchos morteros se usaban en el Ejército Rojo, normalmente no se consideraban un arma de la infantería y la dotación de morteros no provenía de la infantería. Las armas de los soldados de infantería del Ejército Rojo eran buenas, y demostraron durante la guerra, que podían usarlas eficazmente y bien.

Aunque muchos soldados estadounidenses gruñían burlonamente cuando se les decía que otras personas caminaban más que él, es cierto que el soldado de infantería soviético debía depender de sus pies para gran parte de su transporte. No había tantos vehículos asignados a las unidades de infantería en el Ejército Rojo como en los EE.UU., y la mayoría de los asignados debían ser usados para los suministros, y como motores principales para artillería y cañones antiaéreos, y para transportar municiones.

El soldado del Ejército Rojo, al igual que su homólogo estadounidense, recibió muchos beneficios como veterano. Sin embargo, durante su carrera de servicio activo, su paga parecía ser una miseria según los estándares de los Estados Unidos. El soldado del Ejército Rojo recibió un total de 600 rublos por año, lo que es muy difícil de calcular en dólares, ya que el poder adquisitivo del rublo para el ciudadano soviético promedio era casi nulo. Las escalas salariales iban desde la de un soldado hasta la de un general del ejército, que era de 60.000 rublos al año. El equivalente de un soldado de primera clase recibía 1.000 rublos al año; un cabo, 2.000 rublos; un sargento, 3.000 rublos; un sargento primero, 4.200 rublos. La discrepancia entre el sueldo de un oficial y el de un soldado era muy grande. El primer teniente recibía 12,5 veces la paga de un soldado, o sea 7.700 rublos al año.

El salario base de los miembros del Ejército Rojo se calculaba en función del puesto que ocupaban, así como de su rango. Por ejemplo, el sueldo básico de un capitán podía variar de 8.700 rublos a 9.600 rublos, dependiendo de si era comandante de una compañía de infantería o de una compañía de morteros. Se dio una paga extra por servicio de larga duración.


No todos los soldados soviéticos eran hombres. Las mujeres tuvieron un lugar entre las tropas de tierra del Ejército Rojo. Aunque la mayoría de las mujeres soldado estaban en unidades de servicio y médicas, algunas desempeñaron un papel como combatientes.

Algunas unidades recibían salarios más altos que otras. Las unidades de guardias, que se habían distinguido en la acción, recibieron una doble paga en durante el servicio. Hubo otros tipos de pago adicional por el servicio de primera línea, hasta un aumento del 100 por ciento sobre el salario base. Por ejemplo, en 1942, los artilleros antitanque recibieron un aumento del 100 por ciento en su paga básica (los oficiales 75 por ciento) y también recibieron bonos por cada tanque enemigo destruido.

Ciertos beneficios de pago extra eran dados a aquellos que tenían decoraciones. Las condecoraciones también conllevaban otros beneficios, como el transporte gratuito en los transportes públicos y un billete de ida y vuelta al año en los ferrocarriles.
Como parte de su paga, el soldado recibía, además, una ración de cigarrillos y vodka, entradas para el cine y el teatro y artículos de aseo gratuitos.

El uniforme del soldado del Ejército Rojo era sencillo y cómodo. La camisa que sobresalía, asegurada en la cintura por un cinturón ancho, y la gorra de ultramar con el emblema de la Estrella Roja son objetos familiares para el ideario común. Sin embargo, durante la guerra fue necesaria una amplia mezcla de ropa militar y civil.

Los oficiales y los hombres usaban uniformes similares en el campo, pero se estuvo haciendo un esfuerzo por proporcionar un uniforme distintivo para oficiales para uso en guarniciones y fuera de servicio.

Tanto los oficiales como los soldados usaban hombreras que llevaban la insignia de rango y el color de la rama de servicio o grado. Se supone que en el campo se usaban uniformes de color gris oliva, pero a menudo se usaban más claros. En combate, los hombres del Ejército Rojo preferían la gorra de ultramar al casco, y la gorra de ultramar se usaba más a menudo.

Varias unidades especiales tenían sus propias insignias y vestimentas distintivas. El uniforme de invierno incluía la conocida parka y el sobretodo blanco. Sombreros de piel, chaquetas acolchadas y abrigos eran artículos comunes en invierno.

Las insignias de los guardias, que eran organizaciones de choque, y las distinciones de las heridas se usan en el lado derecho de la blusa. Otras condecoraciones se llevaban a la izquierda. El hombre del Ejército Rojo llevaba las medalla, en lugar de la cintas, como lo hacen las tropas estadounidenses.

Las raciones del Ejército Rojo no eran elaboradas, pero eran nutritivas y fuertes. El estándar eran las sopas y guisos de verduras y carne, adornados con crema agria si era posible. Un plato común era la "kasha", una especie de avena de trigo sarraceno. En tiempos de guerra, vivir fuera del país era una práctica establecida del Ejército Rojo.

Durante toda su carrera militar, y antes y después, el hombre del Ejército Rojo era sometido a la instrucción de las doctrinas y filosofía política del Partido Comunista. Muchas horas del entrenamiento previo al reclutamiento se dedicaban a temas políticos, y durante su carrera militar el soldado escuchaba conferencias, veía películas y leía literatura preparada para educarlo en el pensamiento político soviético aceptado. Además, recibía mucha instrucción sobre la historia y las tradiciones del Ejército Rojo. También se le enseñaba a odiar al enemigo a través de conferencias y películas sobre las atrocidades enemigas. En definitiva, oía hablar mucho de los actos heroicos del Ejército Rojo y de los soldados del Ejército Rojo.

Las mujeres jugaon un papel importante en el Ejército Rojo. Muchas tropas de servicio eran mujeres, y gran parte de la cocina de las unidades de infantería estaba a cargo de mujeres. A diferencia de las tropas de servicio, muchas mujeres fueron utilizadas como francotiradoras y en el combates de guerrilla. Hubo algunos casos de mujeres que fueron utilizadas como comandantes de unidades de combate. El personal de enfermería del Ejército Rojo a menudo operó mucho más cerca de la lucha real de lo que era habitual en otros ejércitos, y hubo muchos casos de enfermeras que acompañaban a las unidades en combate, como lo hacían los paramédicos de los batallones norteamericanos.

Este producto final de un ciclo de entrenamiento continuo, el soldado del Ejército Rojo, era un individuo duro, decidido y valiente que estaba ansioso por defender a Rusia. Esta obligación había sido señalada por el juramento que posteriormente toma individualmente, y no colectivamente como era la práctica pasada. Por lo general, el 1 de mayo, día del Ejército Rojo, los Krasnoarmeets se vuelven a comprometer repitiendo su juramento de alistamiento.


La comida en el Ejército Rojo no es elaborada, pero es nutritiva y pesada. El estándar son las sopas ricas y los guisos de verduras y carne. Un plato común es la "kasha", una especie de gachas de avena de trigo sarraceno.

Había un gran número de hombres dispuestos a cumplir las disposiciones de ese juramento. La fuerza del Ejército Rojo estuvo en los 50, cerca de los 6.000.000, y detrás de los hombres en servicio activo había un gran número de reservistas, muchos de los cuales eran veteranos de combate de la Segunda Guerra Mundial.



SdL#04 Henry Johnson: La Muerte Negra

Fecha de publicación: 01/10/19
Podcaster: Julio "Caronte"

William Henry Johnson (15 de julio de 1892 - 1 de julio de 1929), conocido comúnmente como Henry Johnson , fue un soldado del ejército de los Estados Unidos que actuó heroicamente en la primera unidad afroamericana del ejército de los Estados Unidos en combatir en la Primera Guerra Mundial. De guardia en el bosque de Argonne el 14 de mayo de 1918, luchó contra una incursión alemana en combate cuerpo a cuerpo, mató a varios soldados alemanes y rescató a un compañero mientras recibía 21 heridas, en una acción que fue dada a conocer a la nación por la cobertura en el New York World y The Saturday Evening Post. El 2 de junio de 2015 fue galardonado con la Medalla de Honor por el presidente Barack Obama en una ceremonia póstuma en la Casa Blanca.

Johnson fue reconocido por los franceses con una Croix de Guerre con estrella y palma de bronce, y fue el primer soldado estadounidense en la Primera Guerra Mundial en recibir ese honor.


CBP#99 Operación Roble ¡Rescatad al Duce!

Fecha de publicación: 29/09/19
Podcasters: Antonio Gómez y Dani CarAn (Dir.)

La Operación Roble (en alemán: Unternehmen Eiche) fue una operación de rescate ejecutada durante la Segunda Guerra Mundial en la que un comando de paracaidistas de la Wehrmacht alemana liberó al Duce italiano Benito Mussolini de su encierro en el Hotel Campo Imperatore en septiembre de 1943.

La orden de rescate a cualquier precio fue impartida personalmente por Adolf Hitler al coronel Otto Skorzeny de las Waffen-SS, planificada por el comandante Harald Mors y aprobada por el general Kurt Student, jefe de operaciones de los paracaidistas de la Luftwaffe.

A10#60 Horten 229 el Ala de la Luftwaffe

Fecha de publicación: 26/09/19
Podcaster: Esaú Rodríguez

Horten H.IX, designación RLM Ho 229 (o Gotha Go 229 por el extenso trabajo de rediseño realizado por Gotha para preparar el avión para la producción en masa) fue un prototipo alemán de cazabombardero diseñado inicialmente por Reimar y Walter Horten para ser construido por Gothaer Waggonfabrik a finales de la Segunda Guerra Mundial. Fue el primer ala voladora propulsada por motores a reacción.

El diseño fue una respuesta a la petición de Hermann Göring de diseños de bombarderos ligeros capaces de cumplir el requisito de "3×1000", es decir, transportar 1.000 kilogramos de bombas a una distancia de 1.000 kilómetros con una velocidad de 1.000 kilómetros por hora (620 millas por hora). Sólo los reactores podían proporcionar la velocidad, pero éstos consumían mucho combustible, por lo que hubo que hacer un esfuerzo considerable para cumplir con los requisitos de autonomía. Basado en un ala voladora, el Ho 229 carecía de todas las superficies de control externas para reducir la resistencia. Su techo era de 15.000 metros (49.000 pies).

WG-10#08 ARMA III Simulador de Combate

Fecha de publicación: 24/09/19
Podcasters: Javi "Diablo" y Dani CarAn (Dir.)

Arma 3 es un videojuego de simulación bélica de mundo abierto desarrollado y publicado por Bohemia Interactive (BIS) y distribuido en la plataforma Steam. Fue lanzado el 12 de
septiembre de 2013 para pc (Microsoft Windows).

Experimenta la verdadera dinámica de combate en un gigantesco teatro de operaciones militar. Con una amplia variedad de contenidos para un jugador y multijugador, e infinitas oportunidades para la creación de contenidos, este título se ha convertido en el principal juego militar para PC. Auténtico, diverso, abierto: Arma 3 te lleva a la guerra.

Para empezar, es necesario mencionar a sus desarrolladores, Bohemia Interactive. Unos desarrolladores que se dedican principalmente a hacer simuladores bélicos profesionales
(VBS https://bisimulations.com/products/virtual-battlespace) para los distintos ejércitos de todo el mundo, decidieron sacar la primera entrega de esta saga a principios de 2007 titulada Armed Assault, que a su vez es considerado el sucesor de Operation Flashpoint.

El primer Armed Assault fue desarrollado por un equipo de 15 personas de BIS.

BIS y Codemasters, distribuidores en su día de Operation Flashpoint, rompieron sus relaciones comerciales, quedando en posesión de estos últimos los derechos sobre el nombre del juego original. Armed Assault se considera una actualización a gran escala de Operation Flashpoint pero no un juego nuevo al completo.

Con Javi "Diablo" @DiabloHelmetcam del
@SquadALPHA_ES

Comunidad Española de Arma: https://comunidadarma.es

Squad ALPHA | Grupo Español de Simulación Táctica:
https://squadalpha.es

Canal de Youtube DIABLO HELMETCAM - ARMA 3 4K
https://youtube.com/diablohelmetcam

CBP#98 Cine Bélico Europeo. De Normandía al Rin.


Fecha de publicación: 22/09/19
Podcasters: Imanol López y Dani CarAn (Dir.)

La Historia del frente Occidental desde el Desembarco de Normandía hasta Berlín tiene una excelente representación en las pantallas. Los mejores actores de la época representaron los héroes cinematográficos de las batallas más famosas ¿o tal vez fueron las más famosas por ser representadas en el Cine?


Con Imanol López, del blog https://todosobremicinebelico.blogspot.com/ en un programa dirigido por Dani CarAn, nos desgrana una por una todos los secretos, anécdotas, éxitos o fracasos de taquilla del cine que evoca las acciones más conocidas de la Segunda Guerra Mundial en Europa. En esta primera parte hablará (por orden de aparición) de:

El día más largo
Salvad al soldado Ryan
El tren
Valkiria
Malditos Bastardos
Arde París
Diplomacia
Los Violentos de Kelly
Un puente lejano
La batalla de las Ardenas
Cuando callan las trompetas
Attack
El puente
Fury
Monument’s men
Patton


Destacado

Doctrina soviética para el apoyo de la aviación a los tanques durante la guerra (década de los 60)

El gobierno norteamericano lleva varios años desclasificando toda documentación que tiene más de 50 años y no presenta un riesgo para sus i...

Artículos más vistos