Doctrina soviética para el apoyo de la aviación a los tanques durante la guerra Parte 4 década de los 60

Habíamos dejado la anterior entrada con una tabla donde veíamos el número posible de objetivos en la zona de acción de un ejército de tanques ( grupos de misiles  Redstone o Pershing, batallones de misiles Corporal, etc.) y el número de salidas para detectar todos los objetivos.

De la tabla se desprende claramente que para que la aviación de reconocimiento pueda llevar a cabo sólo la única tarea examinada debe realizar entre 100 y 330 salidas de aviones (suponiendo que se detecte infaliblemente un objetivo en el curso de tres a diez salidas).

Las capacidades de un escuadrón aéreo de reconocimiento son considerablemente menores. Es capaz de realizar en total unas 90 salidas de aviones (en las siguientes condiciones: la duración de la operación del ejército de tanques es de cinco a seis días, hay diez aviones en estado operativo en el escuadrón, cada avión realiza una media de 1,5 salidas al día). De esto se deduce que un escuadrón aéreo de reconocimiento no siempre será capaz de llevar a cabo ni siquiera una tarea principal, la detección de todos los objetivos de misiles/armas nucleares del enemigo en la zona de acción del ejército de tanques (y todavía tiene otras tareas muy importantes). 

Por lo tanto, es aconsejable que el escuadrón de reconocimiento de aviación del ejército de tanques sea asignado para cumplir sólo una parte de esta tarea, a saber, el reconocimiento de sitios de misiles o la detección de objetivos tales como misiles Redstone, Pershing y Corporal. El reconocimiento aéreo de los objetivos restantes en apoyo del ejército de tanques se asignará evidentemente a los regimientos aéreos de reconocimiento y observación del ejército del aire. El organismo de inteligencia del ejército de tanques debe prever de antemano esas salidas en sus solicitudes y utilizar también los resultados del reconocimiento aéreo realizado de conformidad con el plan del frente.



Para reducir el tiempo de asignación de tareas a las tripulaciones de los aviones de reconocimiento y obtener más rápidamente de ellas los datos de reconocimiento, nos parece aconsejable otorgar al jefe del grupo de operaciones del ejército aéreo adscrito al ejército de tanques la facultad de asignar tareas de reconocimiento aéreo a los regimientos de reconocimiento del ejército aéreo directamente y no a través del departamento de inteligencia del frente y el personal del ejército aéreo. Sería aún mejor que el ejército aéreo planificara, al igual que para el apoyo aéreo, recursos específicos de vuelo de la aviación de reconocimiento en apoyo del ejército de tanques y se los indicara al comandante del ejército de tanques. 

También sería útil otorgar al jefe del grupo de operaciones del ejército aéreo la autoridad, de conformidad con la decisión del comandante del ejército de tanques, no sólo para asignar tareas de reconocimiento a través del personal del regimiento aéreo de reconocimiento, sino también para solicitar la aviación de reconocimiento del ejército aéreo, asignarle una tarea y disponer la recepción posterior de los datos de reconocimiento aéreo directamente en el puesto de mando del comandante del ejército de tanques y el grupo de operaciones del ejército aéreo.

La cobertura fiable del ejército de tanques contra ataques aéreos enemigos es una de las condiciones que garantizan el éxito de sus acciones. Por lo tanto, está organizada de acuerdo con las instrucciones del comandante del frente. En las condiciones actuales, la cobertura exitosa de un ejército de tanques contra ataques aéreos enemigos se logra no sólo destruyendo aviones y misiles teledirigidos en el aire, sino también atacando estos medios de ataque en aeródromos y lugares de lanzamiento, y dañando sus lanzadores. En consecuencia, no sólo las fuerzas de combate de aviación y de misiles tierra-aire, sino también los misiles de frente, la aviación de bombarderos y los cazabombarderos pueden participar en la tarea de cubrir el ejército de tanques contra los ataques aéreos. Cuanto más se debilite el enemigo aéreo por los ataques a los aeródromos, los sitios de lanzamiento y los depósitos y bases de concentración de armas nucleares, más fácil será organizar su destrucción en el aire.

MiG-19 armado con cuatro misiles aire-aire Kaliningrado K-5.

La cobertura aérea del ejército de tanques contra ataques enemigos se lleva a cabo de forma centralizada en cooperación con las tropas de misiles tierra-aire del frente dentro del sistema general de cobertura del principal grupo de tropas del frente. Dada esta condición, para repeler los ataques masivos de los medios de ataque aéreo, es posible destinar los esfuerzos de todos los medios de defensa aérea del frente, la aviación de combate del ejército aéreo, y los medios de defensa aérea del país, si están ubicados en la zona de las tropas de frente.

Con el fin de mejorar el empleo de todas las fuerzas y medios de defensa aérea, se ha establecido la práctica correcta, en nuestra opinión, de elaborar un plan de defensa aérea para el frente que prevea las posibles variantes de acciones aéreas enemigas y el empleo de nuestras propias fuerzas, incluida la aviación de cazas del ejército del aire.

En las zonas de combate de las divisiones aéreas se organizan la destrucción de los aviones de reconocimiento del enemigo y de pequeños grupos de blancos aéreos. En estas zonas, asignadas teniendo en cuenta los ejes de operaciones del ejército de tanques, los comandantes de las divisiones aéreas de cazas pueden, por propia iniciativa, poner en el aire parte de las fuerzas de cazas para destruir objetivos individuales, y también para la alerta aérea. En el período de avance del ejército de tanques, y durante su conducción de las acciones de combate, casi toda la aviación de combate será empleada para cubrir el ejército de tanques.

La organización de la cooperación de la aviación con las subunidades de misiles tierra-aire de las tropas es generalmente conocida. Explicaremos solamente el procedimiento de cooperación ''por tiempo''. La cooperación en el tiempo puede ser muy importante cuando las tropas de tanques que avanzan están progresando rápidamente, especialmente cuando el ejército de tanques está llevando a cabo acciones de combate mientras está separado de las fuerzas restantes del frente. 

La esencia de la cooperación por tiempo se reducirá, en nuestra opinión, a lo siguiente: durante un período de tiempo específico en un área (zona) específica o en un eje específico, sólo las tropas con misiles tierra-aire cubren el ejército de tanques contra los ataques aéreos. Luego, a medida que el ejército de tanques avanza, las tropas de misiles tierra-aire se preparan para seguirlo y los cazas del ejército aéreo comienzan a cubrirlo. (Podría ser al revés, es decir, al principio sólo los cazas cubren y luego las tropas de misiles tierra-aire cubren.) Este método de cooperación es posible, por ejemplo, durante un cambio de posición de fuego de las tropas con misiles tierra-aire cuando están en movimiento. En este caso, durante una a tres horas en un área específica, la tarea de cubrir las tropas del ejército de tanques se asigna únicamente a la aviación de combate.

BRDM-1 con misiles 3M6 (2P27) 

También puede haber otras variantes. Por ejemplo, si todas armas se han gastado en las tropas de misiles tierra-aire, entonces, hasta que se reponga, la tarea de cubrir las tropas del ejército de tanques sólo puede ser realizada por la aviación de caza. En este caso, la aviación de caza está obligada a destruir todos los objetivos aéreos, independientemente de la altitud y la dirección de su aparición.

La cobertura de las tropas por la aviación de caza se puede lograr por varios métodos. Con el ejército de tanques operando en la profundidad de operación, especialmente cuando está separado de las fuerzas restantes del frente, el método más confiable será la "alerta aérea". Es cierto que su empleo requiere un gran número de cazas. Así, para cubrir un ejército de tanques con este método durante tres o cuatro horas, por ejemplo, cuando una división de primer escalón del ejército de tanques está realizando un asalto cruzando un obstáculo de agua (ancho del río, unos 200 metros), es necesario tener no menos de dos divisiones aéreas de cazas. Cumplir la tarea de cubrir el ejército de tanques con estas fuerzas será extremadamente complejo, ya que el comandante del ejército aéreo necesita una reserva constante de aviación de caza. Una reserva permite aumentar las fuerzas en el aire y reemplazar antes de lo previsto a los grupos de aviones que han llevado a cabo combates aéreos y gastado sus municiones. Pero no hay lugar para conseguir una reserva, ya que la fuerza del ejército del aire no es muy grande.

No obstante, durante la ofensiva de un ejército de tanques, muy a menudo será necesario realizar la cobertura de sus tropas contra ataques aéreos enemigos por el método de alerta aerotransportada (durante el compromiso de una o varias divisiones de tanques con el enfrentamiento, al encauzar agrupaciones de contraataque enemigas, al hacer cruces de asalto de obstáculos de agua). En tales casos, los esfuerzos de toda la aviación de combate del ejército aéreo pueden ser necesarios para la cobertura aérea del ejército de tanques. Por lo tanto, la cobertura aérea del ejército de tanques contra ataques aéreos enemigos debe llevarse a cabo de forma centralizada durante toda la operación del ejército de tanques. En este sentido, en las condiciones actuales no debe reconocerse la desaconsejabilidad de subordinar (ni siquiera operativamente) la aviación de combate designada para la cobertura al comandante del ejército de tanques. 

En este sentido, la experiencia de la Gran Guerra Patria ha perdido su significado, por lo que debe condenarse esta práctica de emplear grandes unidades aéreas de combate, que todavía se encuentran en algunos ejercicios en el período de la posguerra. En la organización centralizada de la cobertura aérea del ejército de tanques, el comandante del ejército aéreo tendrá más capacidades para cubrir a sus tropas. En el momento necesario, el comandante del ejército del aire podrá no sólo reforzar la cobertura o lanzar toda la aviación de combate del ejército del aire, sino también asignar parte de los cazabombarderos para este fin. Sólo por medio de fuerzas de maniobra, el comandante del ejército aéreo es capaz de aumentar la fiabilidad de la cobertura del ejército de tanques. El comandante del ejército de tanques no está en condiciones de hacerlo.

En la próxima sesión seguiremos conociendo algo más de la doctrina soviética. Un saludo



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Destacado

Doctrina soviética para el apoyo de la aviación a los tanques durante la guerra (década de los 60)

El gobierno norteamericano lleva varios años desclasificando toda documentación que tiene más de 50 años y no presenta un riesgo para sus i...

Artículos más vistos