Durante la guerra de Vietnam aparecieron objetivos que merecieron algo más que una atención pasajera por parte de las fuerzas aéreas tácticas de EE UU. El más famoso de ellos fue el puente de Thanh Hoa, al que sus defensores norvietnamitas apodaban las "Fauces del Dragón».

En cualquier conflicto abierto hay, por lo general, varios objetivos que parecen asumir mayor significación de lo que sería justificado a primera vista y que, en consecuencia, obligan a emplear más energía de la que se considera razonable o, quizá más importante, justificable.

Un de fijación aparentemente injustificada en un objetivo sucedió en Vietnam, donde elementos aéreos de las Fuerzas Armadas estadounidenses atacaron repetidamente el puente de ThanhHoa durante un período de varios años. 

Si bien lograron afectar el tráfico de norte a sur por el puente, fue tal la determinación del enemigo en la superación de esta acción continuada que la mayoría de los esfuerzos norteamericanos fueron en vano, pues hubo de llegar casi el fin de la guerra (mayo de 1972 para ser preciso) para que las «Fauces del Dragón», como el puente era apodado por los vietnamitas, fuese finalmente destruido por la US Air Force. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Destacado

Informe de la Luftwaffe sobre el despliegue de las tropas paracaidistas en Normandía.

Por Esaú Rodríguez Delgado En las próximas dos entradas vamos a mostraros un nuevo “Informe del Servicio de Inteligencia occidental d...

Artículos más vistos