Armas antiaéreas alemanas sobre semiorugas.

Unión Soviética - Sd.Kfz. 7/2 con cañón antiaéreo de 3,7cm (Flak 36) en un paisaje cubierto de nieve, marzo del 44.
Hoy volvemos a hablaros de los técnicos adscritos al departamento de inteligencia del cuerpo de artillería del Ejércitos de los Estados Unidos. Recordaréis que estos soldados y oficiales tenían la función de ir “empotrados” en los diversos ejércitos aliados dentro del Teatro de Operaciones Europeo (ETOUSA) y redactar informes de inteligencia en relación a los diversos vehículos, armas y municiones que encontrasen del ejército alemán, así como curiosidades (ver aquí la moto extraña) y rarezas que pudiesen servir en un futuro al ejército norteamericano. Dichos informes son públicos y de libre acceso, y hoy vamos a conocer al que he considerado, abuelo de la actual “Toyota Task Force” que tan buenos resultados les dio al ISIS en Irak y Siria.

Bueno, veamos pues qué engendro se encontraron esta vez… y el ganador fue… el vehículo armado, el semirremolque Sd. Kfz. 7, un semiorugas de 8 toneladas de transporte multipropósito estándar, usado por todas las ramas de la Wehrmacht, y que venía con sorpresa. Por cierto, “Sd. Kfz.” es la abreviatura de Sonderkraftfahrzeug o Vehículo motorizado especial. 

El informe Nº 20 del equipo Nº 3, y fechado el 11 de abril de 1945, estaba firmado por los tenientes R. E. Englert y G. F. Eppes y el T/5 H. Jacobsen, (el T/5 es la abreviatura de “Técnico de quinto grado”, lo cuales eran asimilados a efectos de rango como cabos, y se les denominabas cabos técnicos, los cuales poseían habilidades especialidades)


El memorándum comenzaba informando de las características generales, que son las siguientes:


 se trataba de una serie vehículos alemanes de 8 toneladas sobre orugas, los Sd. Kfz 7, que podían montar un Flak 43 de 3,7 cm o un Flakvierling 38 de 2 cm (el famoso montaje cuádruple) y que habían sido encontrados en el área del Tercer Ejército de los Estados Unidos. La cabeza tractora normal del motor (abierta, ver foto superior) había sido reemplazado por una cabina blindada cerrada y la parte trasera se había aplanado para que sirviera como plataforma de los cañones.


Ya el chasis de esta cabeza tractora se había utilizado anteriormente como soporte para la Flakvierling de 2 cm (Sd. Kfz. 7/1) y el Flak 36 de 3,7 cm (Sd. Kfz. 7/2), pero ninguno de estos vehículos había sido blindado. Esta nueva versión blindada que montaba tanto elFlakvierlingde 2 cm (tenía la designación Sd. Kfz. 7/2)como el que montaba la versión Flak 43 de 3.7 cm, (Sd. Kfz.  7/1), podían implicar un equívoco en cuanto a la designación, pero así lo encontraron estos oficiales

Como la principal novedad era la cabina cerrada y blindada, realizaron un estudio del mismo y así, se explicaba que el frente, los lados y la parte trasera de la cabina estaban construidos con placas blindadas de 7/16 de pulgada (0,4376 pulgadas o 1,11 cm) y la parte superior de la cabina con láminas de metal de aproximadamente 1/16 de pulgada (0,15 cm) de espesor. Contaba con dos puertas con función de escotilla, de 23 pulgadas de largo y 18 pulgadas de ancho, incorporadas en la parte superior de la cabina, una por encima del conductor y la otra por encima del ayudante del conductor. Había una abertura rectangular, de 19-1/2 pulgadas de alto y 30 pulgadas de largo, en el lado derecho de la placa trasera. Contaba con un asiento para la tripulación del cañón, construido en la parte posterior de la placa trasera, y el blindaje lateral se extendía 20 pulgadas más allá de la placa trasera para brindar algo de protección a la dotación del arma.

Flakvierling 38 de 2 cm sobre vehículo semioruga de 8 toneladas Sd.Kfz. 7/2. Los lados del cuerpo se muestran descendidos para formar la plataforma de disparo. El asiento de la dotación del cañón en la parte trasera de la cabina está plegado 
En la cabina había cuatro aberturas para mirar, una en cada puerta y dos en la placa frontal. La abertura de visión para el conductor es de 8-11/16 pulgadas de ancho y 5-3/4 pulgadas de alto, y para el conductor asistente es de 12- 9/16 pulgadas de ancho y 5-3/4 pulgadas de alto. Las aberturas frontales podían cerrarse con placas deslizantes equipadas con bloques de visión de vidrio reemplazables y las aberturas laterales con placas deslizantes lisas.

Cabina blindad y escudo que protege el radiador.

Interior de la cabina mostrando la abertura para ver y las escotillas de escape en la parte superior de la cabina
La placa frontal de la cabina está inclinada en un ángulo de 45° y la mitad superior de las placas laterales en un ángulo de 30º. El radiador está protegido por una placa de blindaje en forma de "V" que se apoya en el parachoques delantero (ver tercera foto). Los lados de la placa frontal forman un ángulo de aproximadamente 30º con el parachoques.

En cuanto al montaje para los cañones, las partes traseras de los vehículos estaban cubiertos con una placa de seguridad de 3/16 de pulgada de espesor y equipados con laterales abatibles y compuertas traseras que se pueden bajar para formar una plataforma de fuego más grande.

Flak 43 en un vehículo semioruga de 8 toneladas, Sd.Kfz. 7/1 con los laterales subidos.
Los cañones y el afuste son los normales del Flakvierling 38 de 2 cm y del Flak 43 y están montados con dos estabilizadores en la parte delantera y en el saliente del enganche del remolque en la parte trasera. Los gatos de nivelación están atornillados a la base del vehículo. Cada uno de los estabilizadores se sujeta con un simple gato de sujeción soldado al suelo. 

Soporte y gato de sujeción para brazo derecho delantero del Flak 43 de 3,7 cm 

Gato de apoyo y sujeción para el brazo derecho del Flakvierling 38

El gato estaba equipado con mangos de trinquete. En el Flak 43 de 3,7 cm, los gatos delanteros estaban unidos a una barra de acero de 1-3/8 de pulgada de diámetro colocada a lo largo de los estabilizadores; y en el Flakvierling de 2 cm se unían a varillas soldadas entre cada estabilizador. El gato trasero, en ambos casos, estaba conectado al pasador para remolque.

Como dato negativo, como la distancia entre los soportes tubulares de los extremos de los gatos difería ligeramente para las dos armas, estas no eran intercambiables. En ambas versiones, la cabina evitaba que el cañón cayese por debajo de aproximadamente 10°, lo que limitaba su uso de los cañones para disparar directamente a objetivos en tierra, algo que como comentábamos antes, no ocurre en los modernos Toyota.

Y bueno, la próxima semana os sorprenderemos con algo nuevo, o viejo, o ya veremos.

Un saludo 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Destacado

Informe de la Luftwaffe sobre el despliegue de las tropas paracaidistas en Normandía.

Por Esaú Rodríguez Delgado En las próximas dos entradas vamos a mostraros un nuevo “Informe del Servicio de Inteligencia occidental d...

Artículos más vistos