BeutePanzer

Por Esaú Rodríguez Delgado

Durante la II Guerra Mundial los vehículos capturados jugaron un papel importante en la Wehrmacht (Fuerzas Armadas alemanas), tema que es muy desconocido por muchos de los aficionados a la historia militar. La mayoría del material era siempre fruto de la audacia o la suerte de alguna unidad, por lo que durante el conflicto se les conoció con la designación BEUTEPANZER, que podríamos traducir libremente como “tanque capturado” (Beute - trofeo, Panzer - tanque). Vamos a ver dos ejemplos en que los vehículos fueron “mejorados” o modificados para las necesidades de las fuerzas armadas alemanas, haciendo uso del armamento disponible. 

Desde 1942 el Ejército de Estados Unidos tuvo activo un equipo de inteligencia, adscrito al cuerpo de artillería, cuya función era acudir al campo de batalla tras las unidades de primera línea y “adquirir” armamento capturado al enemigo para ser analizado, y si era necesario transportado a EEUU (al Centro de Investigación y Desarrollo en Aberdeen, Maryland) donde era ensayado y se comprobaban sus ventajas e inconvenientes de cara a enfrentarse a ellos, o para aprovechar sus avances en la industria de guerra.


Tras la finalización de la guerra, estos grupos de Inteligencia recorrieron los “vertederos” de la guerra analizando algunas de las piezas almacenadas, y de aquí los informes que vamos a estudiar.  

El primer caso, tiene que ver con unos cuantos centenares de vehículos que el ejército alemán encontró tras la capitulación francesa en 1940, el Renault R-35 un carro de combate ligero francés. Se calcula en unos 843 los que la Wehrmacht consiguió del ejército francés, muchos de los cuales fueron cedidos a los aliados del Eje (Italia y Bulgaria) siendo modificados para aprovecharse su chasis (hemos de decir que lo mismo ocurrió con cada ejército que se rindió al Alemán, siendo muy apreciados los capturados al ejército checo que formaron la espina dorsal de las unidades Panzer al principio de la guerra)

VÓTANOS en la FASE FINAL
(es gratis y nos da muchísima visibilidad)
En el caso que analizamos (Informe Nº 314 del Capitán D.M. Gilles) el chasis del R-35 fue utilizado como soporte para un mortero alemán de 8 cm. GW 34 (Granatwerfer, lanzagranadas). Fue encontrado a primeros de junio de 1945 en el área del Tercer Ejército de los Estados Unidos (mandado por Patton, estaba desplegado en el sur de Alemania) Según se puede ver, la superestructura y la torreta del carro de combate habían sido reemplazadas por una superestructura ligeramente blindada que encerraba el compartimiento de combate (que incluiría el espacio que anteriormente estaba ocupado por la torreta y el espacio que estaba por encima del motor en la parte trasera del chasis). 

Para que el mortero pudiese funcionar, la parte superior y posterior se habían dejado abiertas. Según los datos, la mayoría del grosor de las paredes rondaba de los 10 a 13 mm. 


Vista trasera de mortero y compartimento de combate.
Observe el ajuste de las patas del bípode y el mecanismo de cremallera y piñón.

El mortero estaba montado en la parte delantera para poder disparar hacia adelante. La parte delantera del compartimento no estaba separada del compartimento para el conductor, el cual tenía que entrar por detrás. El artillero y el cargador del arma disponían cada uno de una ranura de visión con obturador pivotante.


Vista trasera izquierda que muestra la abertura en la parte trasera de la superestructura.


Vista frontal

En cuanto al montaje para el mortero, el tubo descansaba sobre una placa base atornillada a la parte superior del compartimento del motor. El bípode retenía el mecanismo normal de nivelación cruzada, elevación y desplazamiento, pero las patas estaban sujetas a mecanismos de cremallera y piñón que permitían ajustes adicionales de elevación, desplazamiento y desplazamiento. Por último, el mortero estaba equipado con una mira de mortero colimador RA35.


Vista trasera izquierda que muestra la abertura en la parte trasera de la superestructura.


Detalle del mecanismo de cremallera y piñón al que se sujeta la pata del bípode. 
El compartimento del conductor estaba abajo a la derecha.


Ahora vamos a ver otro ejemplo, en este caso sería propiamente un beutepanzer, ya que era un automóvil blindado M8 americano capturado el que había sido modificado. 

El informe nº 351 con fecha 17 de julio de 1945, está firmado por el teniente J.F. Eppos y el Soldado de Primera W.F. Wilcock, del Equipo Nº. 15 de Inteligencia. 

Estos investigadores encontraron un automóvil blindado americano M8 que había sido modificado por los alemanes para montar una MG 151/20 Drilling (ametralladora pesada de tres cañones de 20 cm.) Esta arma se montaba normalmente en un blindado semioruga alemán de 3 toneladas, el Sd. Kfz. 251/21 (Sonderkraftfahrzeug, Vehículo Motorizado Especial) con funciones antiaéreas, siendo estas ametralladoras excedentes de la Luftwaffe que los había montado en sus cazas desde 1942.

El cañón que normalmente llevaba, un 37 mm, había sido extraído de la torreta y se había soldado una placa de acero en la abertura para el cañón en el frontal de la torreta. Posteriormente se había retirado la placa superior de la parte delantera y se había cortado aproximadamente de 1-1/2 pulgadas (de 2,5 a 4 cm.) del frente de la torreta por encima de la protuberancia para el montaje del cañón, con el fin de proporcionar más espacio.

La placa superior de la torreta que se había retirado se había colocado en la parte posterior de la torreta a 8 pulgadas (20 cm) por debajo de la parte superior, formando así un estante al que se atornillaba el soporte triple de la ametralladora (se aprovechaba el material capturado al máximo) 


Cada lado de la montura estaba sujeto con una varilla soldada a la parte superior de la torreta.

Los cañones de las ametralladoras estaban montados de tal manera que se extendían sobre la parte trasera de la torreta. En el uso normal, la torreta se desplazaba 180º para que los cañones apuntasen hacia la parte delantera del vehículo. Se mantenía el recorrido normal de 360º y los cañones tenían libertad de elevación.



En el afuste del arma solo quedaba un cañón de los tres originales.

Otros ejemplos que podríamos ver serían:

- Vehículo blindado con ametralladora aprovechando el primitivo chasis del R-35


En esta imagen ha desaparecido la ametralladora.

- Vehículo blindado alemán basado en el chasis de un semi-oruga francés.


- Tanque ligero checo, convertido en el Panzer Kpfw. 38 (t), con cañón de 2 cm. KwK 38 montado en la torreta.


Vista lateral izquierda. 
(El tubo del cañón que se ve a la derecha es parte del vehículo situado en la parte trasera del tanque)


Para más información sobre las funciones de la Oficina de Inteligencia de Artillería,  podéis ver otros ejemplos en la web Bellusmartis:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Destacado

Informe de la Luftwaffe sobre el despliegue de las tropas paracaidistas en Normandía.

Por Esaú Rodríguez Delgado En las próximas dos entradas vamos a mostraros un nuevo “Informe del Servicio de Inteligencia occidental d...

Artículos más vistos