B-10#24 Sobre Gatos y Héroes de la Royal Navy

Fecha de publicación: 20/02/19
Podcaster: Antonio Gómez

Larga es la tradición de tener un gato como mascota en un barco. Tal vez desde que el hombre invadió el mar con sus ingenios navegables.
Ya los egipcios hace más de 3.000 años navegaban con gatos. Pensándolo bien, es el depredador ideal de las ratas, donde en un buque encuentran comida, refugio y rincones en que esconderse. También ahuyentaban a los pájaros, que podían dañar la mercancía, en especial si era comida,

Así que cuando los viajes fueron de varios días, un felino era ideal para mantener a las ratas y que el alimento no desapareciese.

En 1.975, la Royal Navy prohibió las mascotas a bordo, pero, mientras tanto, muchos gatos fueron, no solo azote de plagas, también divertimento de marineros, e incluso héroes de guerra. 

Muchos fueron los gatos embarcados famosos en el mundo. En ocasión del Día Internacional del Gato, Antonio Gómez nos narra la vida de algunos de ellos embarcados en buques británicos.

La infantería motorizada alemana al ataque, VI



Tal y como vimos en la anterior entrada, ahora vamos a desarrollar un ataque en que a los comandantes de la infantería motorizada les da tiempo a prepararse para una oposición consolidada, veamos cómo lo harían. 

C. ATAQUE PREPARADO
111. Si el enemigo tiene tiempo para prepararse para la acción y el terreno es tal que impide un ataque montado, la infantería motorizada se reunirá para el ataque. La orden de montaje suele ser dada por un comandante superior.

112. En la medida de lo posible, las unidades de infantería motorizadas deben ser trasladadas en vehículos a la posición de montaje. Sus blindados y sus prestaciones campo a través permiten reunirse cerca del enemigo. Si el suelo, o el fuego enemigo, no lo permite, o si se apunta a una sorpresa, se puede trazar una línea a través de la cual los vehículos no puedan ir.

113. Los vehículos blindados de transporte de tropas permanecen, por regla general, en las posiciones de montaje. Si las tropas son desmontadas de antemano, los vehículos suelen permanecer donde las tropas desmontan.

A menudo el comandante del regimiento debe asignar estacionamientos para los vehículos a fin de evitar la concentración de vehículos y la interferencia con los movimientos de otras unidades, especialmente las unidades de tanques.

114. La sorpresa se puede conseguir moviéndose a las posiciones de montaje al atardecer o en la oscuridad.

115. Los comandantes enviarán, con suficiente antelación, grupos bajo el mando de un oficial para reconocer el terreno y permitir que las tropas se reúnan en las posiciones que les han sido asignadas en el tiempo mínimo.


116. La orden de la patrulla de reconocimiento debe contener:
(a) Situación enemiga;
(b) Línea de acción prevista;
(c) Posiciones y enfoques de montaje previstos;
(d) Definición de la línea que no deben cruzar los vehículos;
(e) Momento en el que las tropas se moverán a la posición de montaje.

117. A menos que otras fuerzas se hagan cargo de la protección, las posiciones de reunión deben protegerse contra el reconocimiento y el ataque sorpresa del enemigo por medio de puestos avanzados. Por encima de todo, se deben tomar medidas para la defensa.

118. Todos los preparativos necesarios para llevar a cabo el ataque se harán en la posición de montaje. Estos son:
a) Reconocimiento detallado del terreno sobre el que se va a realizar el ataque;
b) Eliminación de obstáculos artificiales y naturales en las posiciones de montaje e inmediatamente delante de ellas;
c) Adquisición, mediante reconocimiento de la batalla, de todos los datos necesarios para llevar a cabo el ataque;
d) Establecimiento de contactos con los comandantes de las armas de apoyo y de acompañamiento;
e) Establecimiento de contacto con los comandantes de las unidades que ya estén en contacto con el enemigo en la zona de ataque.


La información obtenida del reconocimiento de todas las armas en relación con el terreno, los centros de resistencia enemigos y, especialmente, la posición de las armas antitanque y la artillería, debe utilizarse plenamente.

119. Los comandantes de compañía y tantos comandantes subordinados como sea posible deben aparecer personalmente sobre el terreno, siempre y cuando esto no traicione el plan.

120. Para evitar que el enemigo reciba una advertencia de un ataque inminente del tráfico de radio, se observará silencio de radio dentro del regimiento en la posición de reunión.

121. Por regla general, se mantendrá una reserva móvil. Los comandantes de esta reserva harán un reconocimiento de las aproximaciones y mantendrán sus fuerzas preparadas para que puedan ser utilizadas rápidamente. La ubicación de la reserva depende del terreno, del fuego del enemigo y de las tácticas previstas.


122. El lanzamiento de un ataque a pie, la penetración de la posición enemiga y los combates subsiguientes se llevan a cabo de acuerdo con los principios dados en H. Dv. 130/9.

123. Tan pronto como la defensa antitanque enemiga ha sido aplastada, el comandante del batallón ordena a los vehículos que se muevan hacia adelante. El ataque continúa hasta que llegan los vehículos. La infantería motorizada no blindada traerá sus vehículos sólo cuando el fuego enemigo lo permita.

124. Cuando la infantería motorizada sigue a las unidades de tanques, generalmente se reúnen detrás de los tanques, montados en sus vehículos. La infantería motorizada debe salir de su posición de montaje en la formación en la que debe seguir el ataque del tanque. Si el suelo no lo permite, se debe hacer una breve parada después de haber abandonado la posición de montaje.

D. COOPERACIÓN CON LOS TANQUES

125. Cuando las unidades de infantería motorizadas tienen que despejar un camino para tanques a través de un país obstruido, atacan a pie antes que los tanques. Su objetivo es, mediante la concentración constante de sus fuerzas, forzar rápidamente una brecha en la principal línea de resistencia enemiga y construir vías para los tanques. Los ingenieros estarán bajo el mando de las compañías atacantes.

El primer objetivo es el lado más alejado del terreno a prueba de tanques. Cuando esto se alcanza, la infantería motorizada debe empujar para mantener las salidas abiertas para los siguientes tanques.

126. Si la infantería motorizada y los tanques tienen que atacar simultáneamente, la tarea de la infantería es producir el máximo poder de fuego de todas las armas en el momento decisivo adoptando una amplia formación atacante. La principal concentración de fuego será en las armas antitanque, para permitir que los tanques ganen terreno rápidamente. Antes de que la posición enemiga sea atacada, se eliminarán los obstáculos naturales y artificiales al frente. La asistencia de los ingenieros suele ser necesaria para esta tarea.

El ataque se lleva a cabo a pie. Después de que el enemigo haya sido inhabilitado por el fuego de los tanques, la infantería motorizada atacará la posición enemiga. Las reservas móviles en los vehículos se mantendrán listas para seguir y explotar rápidamente un ataque de tanques exitoso.


Si las unidades de infantería motorizada tienen órdenes de seguir los tanques a pie y de atravesar la posición enemiga inmediatamente detrás de los tanques, deben aprovechar la inhabilitación del enemigo, causada por el fuego de los tanques, para realizar un asalto determinado. Lo mismo se aplica cuando los tanques son enviados con la infantería motorizada para ayudar en su avance. Las unidades de infantería utilizan el tiempo antes del ataque de los tanques para prepararse para la batalla común.

El fuego de todas las armas debe apoyar a los tanques concentrándose en las armas antitanque enemigas.

Mientras los tanques atraen la atención del enemigo, los comandantes de todos los rangos deben animar a sus hombres para el asalto. Algunas de las armas pesadas (especialmente las que se encuentran en soportes autopropulsados) y los vehículos blindados, se unen a los tanques y avanzan rápidamente a posiciones alternativas.

Cuando, en colaboración con los tanques, se han contabilizado las armas antitanque enemigas, las reservas móviles de infantería motorizada avanzan, manteniéndose en estrecho contacto con los tanques. Los vehículos de las tropas desmontadas se desplazan hacia adelante. Cada unidad entra en el campo de batalla y sigue a los carros independientemente.

127. Si los tanques se ponen bajo el mando de infantería motorizada para impedir una recuperación enemiga o para destruir focos de resistencia particularmente problemáticos, sólo deben emplearse en masa; su poder ofensivo no debe dividirse. Despejarán el camino para la infantería con avances cortos con objetivos limitados y en estrecha cooperación con la infantería.

128. Si el suelo favorece un ataque de tanques y no se han detectado obstáculos de tanques dentro de la línea principal de resistencia enemiga, la tarea de las unidades de infantería motorizada será normalmente seguir el ataque del tanque. Permanecerán en los vehículos detrás de los tanques para que puedan explotar rápidamente el éxito de los tanques. Las formaciones estrechas y profundas, serán la regla, con el fin de evitar en la medida de lo posible los efectos del fuego de artillería enemigo y mantener una reserva móvil en la parte posterior de las unidades más destacadas.

Bolsas de resistencia y áreas de defensa que los tanques no han reducido serán solucionadas según se vayan encontrando. Para ello, puede ser necesario desmontarlo. El resto de la infantería continuará el seguimiento del ataque de tanques en sus vehículos. El contacto con los tanques nunca debe perderse.

Las tropas antitanque se utilizarán, por regla general, para la protección de un flanco abierto. 

CBP#75 Jaljin Gol El Destino de dos Imperios

Fecha de publicación: 17/02/19
Podcasters: Antonio Gómez y Esaú Rodríguez (Dir.)

Jaljin Gol o Nomonhan  fue un conflicto fronterizo en la actual Mongolia de grandes proporciones que involucró a tropas de, por una parte, la Unión Soviética y la República Popular de Mongolia, y por otra del Imperio Japonés y Manchukuo. 

Estuvieron involucrados durante 6 meses, del 11 de mayo al 16 de septiembre de 1939, y en diferentes fases, 95.000 hombres, 650 carros de combate, y medio millar de aviones.

Lo que empezó como una confrontación sin importancia,  acabo con una batalla en toda regla de grandes dimensiones donde se decidió el destino de las relaciones soviético japonesas durante toda la Segunda Guerra Mundial.

Por otra parte, también decidió la estrategia japonesa, ya que el número de fuerzas que calculaban  necesarias para la invasión oriental de la Unión Soviética por parte del esfuerzo de guerra japonés,  era inalcanzable, ya que serían tres cuartas partes del Ejército Imperial, incluidos sus aliados. Tal vez por eso, se decidió la Estrategia del Sur con la participación de la Armada como pantalla.

También fue la primera gran victoria  del mítico general Zhukov, de los mejores  estrategas de la Segunda Guerra Mundial y participe de la gran mayoría de las victorias soviéticas contra los alemanes.  En los desiertos del Este de Mongolia, se bregó  como el gran comandante que luego resultó ser.

Este conflicto es todavía hoy en día muy desconocido pese a la cantidad de fuerzas utilizadas, los nuevos medios modernos que se anticiparon a los campos de batalla de la época, y la gran trascendencia histórica que tuvo.

A-10#44 Starfighter F-104 el Caza-Misil

Fecha de publicación: 14/02/19
Podcaster: Esaú Rodríguez

El Lockheed F-104 Starfighter es un avión interceptor monomotor supersónico, pero que más tarde se usó principalmente como avión de ataque. Fue desarrollado originalmente por Lockheed para la USAF, y luego producido bajo licencia por otros países, como Alemania o Italia, y fue parte importante del arsenal de la OTAN desde mediados de los 60 hasta bien entrados los 80. El último Starfighter en servicio se dio de baja en fecha tan tardía como 2.004.

El avión se le conoció como misil tripulado o misil con alas por su apariencia, pero a partir de la poca fiabilidad se le empezó a llamar por nombres menos jocosos, como "hacedor de viudas" o "ataúd volador". 

La elección de este aparato tanto en los Estados Unidos como en Alemania, se vio enturbiado por los sobornos a varios políticos por parte de la Lockheed para que su aparato, que no acababa de dar las prestaciones requeridas, armase tanto a la USAF como a la Luftwaffe.

Es España, el Ejército del Aire operó con 21 F-104 del 65 al 72.


Fuerzas paracaidistas japonesas



Esta información está extraída del Boletín de Inteligencia del Ejército de los Estados Unidos de Octubre de 1942, a efectos de comprender las fechas que se indican.

Denominados Teishin Shudan (Grupo de Asalto) era una unidad de las fuerzas especiales japonesas durante la Segunda Guerra Mundial. La unidad era una fuerza a nivel de división, y formaba parte de la Fuerza Aérea del Ejército Imperial Japonés (IJAAF). 

1. INTRODUCCIÓN

Desde que comenzó la guerra, los japoneses han usado tropas paracaidistas sólo dos veces a gran escala: en Palembang, Sumatra holandesa, y en la isla de Timor, cerca de Java. En septiembre de 1941, informes fidedignos indicaban que tenían tres batallones y dos compañías. Cada batallón estaba integrado por una sección de personal y suministros del cuartel general (no aérea) y tres compañías. La dotación total de un batallón es de 670 a 700 hombres. Los hombres alistados, así como los oficiales, asisten a cursos especiales de idiomas extranjeros y de lectura de mapas. Todos los oficiales provienen de la fuerza aérea y no deben tener más de 28 años, excepto el comandante de batallón, que no debe tener más de 35 años. El límite de edad para los soldados es de 25 años.

Organización de un batallón de paracaidistas japonés.

a. Equipo

A los oficiales y soldados se les proporciona ropa especial que incluye chaquetas forradas de piel, pantalones y una capucha con gafas protectoras. Los oficiales también llevan una linterna eléctrica y un maletín que contiene mapas y material de escritura. Cada alistado lleva una bolsa del cuartel que contiene lo siguiente:

↓↓SIGUE↓↓

A-10#43 Ataque Nuclear Embarcado con el N.A. A-5 Vigilante

Fecha de publicación: 12/02/19
Podcasters: Antonio Gómez y Dani CarAn (Dir.)

El A-5 Vigilante de América del Norte es un bombardero supersónico diseñado y construido por North American Aviation para la Marina de los Estados Unidos.

Su servicio como aparato de ataque nuclear para reemplazar al Douglas A-3 Skywarrior fue muy corto; sin embargo, como el RA-5C, vio un amplio servicio durante la Guerra de Vietnam en el papel de reconocimiento del ataque táctico. 

Al principio se le designaría como A3J (designación propia de la marina hasta 1.962), pero cuando se unifican las designaciones de los aviones, se denominará como A-5 Vigilante.

Se construyeron 167, de los cuales 137 fueron fueron construidos o adaptados como aviones tipo RA-5C de reconocimiento.

Siempre con motores J-79 en diferentes variantes, estuvo en servicio de 1.961 a 1.979 en los roles de ataque nuclear y observador.

CBP#74 PQ-17 Convoy Maldito

Fecha de publicación: 10/02/19
Podcasters: Antonio Gómez y Esaú Rodríguez (Dir.)

El PQ-17 es el nombre en clave con que se conoció uno d los convoyes árticos que enviaba suministros a la Unión Soviética desde Gran Bretaña. En julio de 1942, los convoyes del Ártico sufrieron graves pérdidas cuando el Convoy PQ 17 perdió 24 de sus 35 buques mercantes durante una serie de pesados ataques a la luz del enemigo que duraron una semana.

Una serie de señales mal interpretadas, y la irresponsabilidad del almirantazgo británico, resultó la sentencia de muerte de la mayoría de embarcaciones, que quedaron a merced de aviones y submarinos alemanes.

Destacado

Informe de la Luftwaffe sobre el despliegue de las tropas paracaidistas en Normandía.

Por Esaú Rodríguez Delgado En las próximas dos entradas vamos a mostraros un nuevo “Informe del Servicio de Inteligencia occidental d...

Artículos más vistos